jueves, 30 de octubre de 2014

Salida pelágica desde Santoña

Hola a tod@s :

El pasado domingo día 26 de Octubre tocó salida en barco para ver aves marinas y si había oportunidad también cetáceos, organizada por mi buen amigo Alejandro García Herrera (Aves Cantábricas).

Un buen grupo de gente embarcamos en el atracadero que hay en el Paseo Pereda de Santoña. El día amanecía claro, soleado y con vientos del este - sureste ... la verdad es que no albergaba muchas esperanzas de tener un día pródigo en observaciones dado que las condiciones meteorológicas no eran las más idóneas para ello, pero como suele ocurrir en ocasiones no existe ciencia exacta tal y como veremos.



Uno de los grupos de personas a la espera de avistamientos



Mi buen amigo Juanmi (OjoLince y Sra.) disfrutó de lo lindo en esta salida.



Mis buenos amigos Virginia y David, que también disfrutaron de la salida. 
Vinieron con otros buenos amigos, Víctor y Javier, desde La Moraña (Avila) 
aunque ya son asiduos de la zona santoñesa. Los tres forman el grupo de
Galerida Ornitólogos



Los reyes de las observaciones fueron una vez más los Alcatraces Atánticos (Morus bassanus), que animaron bastante la travesía. Los había de todas las edades predominando en esta jornada la presencia de adultos.

Las siguientes imágenes nos muestran juveniles de esta especie, característicos por su plumaje pardo oscuro moteado en blanco por casi todo el cuerpo.









Juveniles de Alcatraz Atlántico



En las siguientes imágenes puede observarse un posible 2º invierno. Aun muestran un color oscuro en la parte superior de su cuerpo pero en determinadas zonas ya muestran color blanco 





Posibles ejemplares de 2º invierno



Respecto al siguiente ejemplar podría tratarse de un 4º invierno. Los colores que presentan mayormente son de adulto aunque las plumas secundarias y terciarias así como las timoneras presentan aun un color pardo negruzco.



Posible ejemplar 4º invierno



El Alcatraz Común alcanza su plumaje de adulto en su quinto año de vida. A esta edad o posterior corresponden las siguientes imágenes.













Alcatraces Atlánticos adultos



Tres generaciones diferentes



Numerosas gaviotas llegaron también al barco atraídas por el "chum" que se arrojaba por la popa. Predominaban principalmente las Patiamarillas (Larus michahellis) y Sombrías (Larus fuscus) principalmente juveniles, aunque al parecer alguna Cabecinegra (Larus melanocephalus) y una Gaviota de Sabine (Xema sabini) también se observaron ... esas me las perdí.







Posibles juveniles de Gaviota Patiamarilla. 



Y en cuanto a observación de pardelas predominó sobre todas las observadas la Pardela Sombría (Puffinus griseus), viéndose varios ejemplares en diversos momentos de la travesía tanto en la ida como en la vuelta. También se dejaron ver sendos ejemplares de Pardela Balear (Puffinus mauretanicus) y Pardela Pichoneta (Puffinus puffinus).









Pardelas Sombrías



Sobre la una de la tarde desembarcamos. Yo, particularmente, disfruté de la salida y de lo observado en élla y creo que muchos de los que iban embarcados también.





Algunas imágenes tomadas en Colindres, donde terminamos la tarde. No estuvo
mal la concentración de especies habida con la marea alta.



No hubo suerte con los cetáceos. A ver qué tal para la próxima.

Un saludo y gracias por seguir mi blog




viernes, 24 de octubre de 2014

Marismas de Colindres : Especies y subespecies

Hola a tod@s :

El pasado día 5 de Octubre fue el último día que estuve en el Paseo Marítimo de Colindres para disfrute de observación y fotografía de limícolas en paso.

El número de individuos de las diferentes especies observadas era ya considerablemente menor respecto a semanas atrás, pero aun así estuve un par de horas en la zona disfrutando de lo que el intermareal mostraba.

Una de las especies más abundantes de las observadas, el Chorlitejo Grande (Charadrius hiaticula). Se trataban todos ellos de individuos jóvenes, pero viéndolos detenidamente observé alguna diferencia entre si.

La mayor parte de ellos eran corpulentos, de colores pardos pálidos tanto en manto, escapulares y coberteras como en mejilla y pecho (zona que los adultos tienen de color negro), sin embargo algunos individuos, muchos menos, tenían un tamaño un poco menor que los anteriores además de presentar un colorido negro en el pecho, donde los anteriormente nombrados lo tenían pardo.

Los primeros, los más corpulentos, son juveniles de la sp. hiaticula. Sus cuarteles de anidamiento se encuentran principalmente en el sur de Escandinavia, noreste de Canada y oeste de Europa (en esta última zona son residentes todo el año) llegando los movimientos migratorios invernales hasta sus cuarteles en el sur y oeste de Africa.

Los segundos, más pequeños, podrían tratarse de individuos de la sp. tundrae. Es la subespecie con sus zonas de anidamiento más septentrionales de todas, situándose en un borde que va desde el norte de Escandinavia hasta la zona sureste de Siberia. Sus cuarteles de inverno se encuentran en un espacio que va desde el sur y este de Africa hasta la Península Arábica y sur del Mar Caspio.
         








Juveniles de la sp. hiaticula



Juvenil de la sp. tundrae (?)



La locura llegó con los plumajes que presentaban los numerosos Correlimos Comunes (Calidris alpina) que por allí se movían. Todos los individuos observados presentaban significativas diferencias en el plumaje e incluso en su tamaño y dado que por estos lares se pueden ver varias subespecies siendo las principales la sp. arctica, sp. alpina y sp. schinzii., cada una con sus peculiaridades fisonómicas. 

















Correlimos Comunes con diferentes plumajes



El Correlimos Menudo (Calidris minuta) aunque con tardanza también cayó en el saco de las observaciones de esa tarde dado que las veces anteriores que estuve por la zona no lo pude encontrar. Dos juveniles se encontraban muy cómodos dentro de un grupo mixto de Chorlitejos y Correlimos Comunes ... no fue muy complicado distinguirlos, su tamaño respecto a las otras dos especies les delataba.





Juveniles de Correlimos Menudo.



Un saludo y gracias por seguir mi blog



martes, 21 de octubre de 2014

Crónicas de la Bahía de Santander. Días de sur y de calor

Hola a tod@s :

Si bien las Marismas de Santoña, Victoria y Joyel son, por excelencia, la "joya de la corona" para la observación de aves vinculadas a espacios marítimo-marismeños en Cantabria nada tiene que envidiar otro espacio que si bien tiene unas peculiaridades un tanto diferentes (como por ejemplo las distancias a recorrer entre los principales puntos de observación o la tardanza en poder disfrutar de especies respecto a Santoña y alrededores ya que llegan más tarde a pasar la invernada) también te recompensa con interesantes anotaciones y buenos ratos de "pajareo". Este espacio es la Bahía de Santander.

Tal y como he comentado posiblemente la presencia de individuos de diferentes especies en los pasos pre-nupciales y post-nupciales no sea tan numerosa como en las Marismas de Santoña, Victoria y Joyel y tampoco es que posteriormente pasadas ambas corrientes de paso los individuos que se quedan sean muy numerosos, pero desde últimos de Noviembre hasta primeros-mediados de Marzo (según el frío que venga) la Bahía de Santander es referencia y parada obligatoria para observadores pues son meses que para nada defraudarán a quien la visite. 

Hace una semana me he dado una vuelta por la zona Marisma del Conde-Junquera-Punta del Rostro sin muchas esperanzas, la verdad. Las inusuales altas temperaturas que estamos teniendo este mes de Octubre donde el termómetro marca medias de 21 ºC y el viento sur que soplaba no eran los principales aliados aunque la marea estaba alta y eso hace que vayas a tiro hecho a los posaderos de descanso habituales donde las limícolas posan hasta bajamar. 

En muchos de estos posaderos se podían observar los resultados de estos "veraniegos" días que estamos teniendo: multitud de paseantes, perros sueltos y pescadores ocupaban las zonas aledañas a estos con el resultado de que no había ni un bicho posado. La Punta del Rostro, más inaccesible que las otras zonas donde las aves descansan, si me otorgo al menos un buen rato de observación. Si bien no en un número muy importante pude ver los primeros Chorlitos Grises (Pluvialis squatarola) que se pasarán aquí una larga temporada invernal.   












Chorlitos Grises



Un par de Correlimos Gordos (Calidris canutus) compartían espacio con estos primeros, a la espera de la bajamar. Ya presentaban de lleno su grisaceo plumaje invernal.





Correlimos Gordo



En una roca lejana una observación me ha hecho "devanarme los sesos" y consultar todo tipo de guías e incluso pedir información en las redes sociales. Es en la foto siguiente, el ejemplar que se encuentra a la izquierda y que no está dormitando. Muchos rasgos (el barrado de la cola, lo apuntado de las primarias, el pico ...) me hacían pensar que se trataba de un Chorlito Gris, pero los colores del manto y de las cobertoras, la ceja tan definida y el color blanco que presentaba en el cuello me despistaban de sobre manera. Al final parece ser un ejemplar de Chorlito Gris, tal y cómo pensé al principio, pero nunca me he encontrado con un ejemplar con semejante plumaje



El ave misteriosa



Mientras observaba a los chorlitos y correlimos muy cerca de donde me encontraba un Charrán Común (Sterna hirundo) con trazas de juvenil se lanzaba en continuos picados sobre la superficie del mar a la pesca de su sustento .... otro espectáculo a añadir.





Charrán Patinegro



Si sabes dónde dirigirte por estas fechas a día de hoy puedes disfrutar de un buen rato de pajareo, pero aun ha de llegar mal tiempo para que esto se anime un poco más. Esperemos no tener que esperar (valga la redundancia) mucho tiempo más.

Un saludo y gracias por seguir mi blog