Crónicas de la Bahía de Santander : Correlimos Pectoral junto a la Ría de Boo

Hola a tod@s :

Un ejemplar de Correlimos Pectoral (Calidris melanotos) ha encontrado estos días en una charca no hace mucho acondicionada cercana a la Ría de Boo cómodo refugio en su periplo migratorio. No se data una cita desde el año 2009 de un ejemplar de esta especie en el entorno de la Bahía de Santander pero una vez más aparece este año para alegrarnos los momentos de observación.

No es mi primer encuentro con un melanotos, pero me tengo que remontar a septiembre de 2011 para anotarlo como bimbo en una visita a las charcas de Gandarias (Marismas de Santoña, Victoria y Joyel) en compañía de Angel Ruiz Elizalde y Silvia Fernández.











Correlimos Pectoral (Calidris melanotos).  La ceja tan marcada y los bodes
de las cobertoras tan marcados me hacen suponer que se trata de un juvenil
Muy marcado festoneado de cuello y pecho que acaba en
punta muy bruscamente y que da lugar a su nombre. 



Se trata de un correlimos de buen tamaño que cría en las zonas más septentrionales de Siberia y Norteamérica que habitualmente tienen sus cuarteles de invernada en Australia y Nueva Zelanda o las zonas más meridionales de Sudamérica (según continente). Sin embargo el oeste de Europa también es un destino bastante visitado por esta especie en sus paradas migratorias que se suponen pertenecen a los individuos que crían o nacen en la parte más occidental de Siberia e invernan en Africa.

Pero esta charca está dando bastante juego. No solo el pectoral ha escogido este lugar para descanso y alimentación.

Al menos dos ejemplares de Andarríos Bastardo (Tringa glareaola) aprovechan este mismo entorno para las mismas funciones, una especie no muy pródiga en el Arco de la Bahía de Santander por la falta de lugares adecuados con las características que precisa la especie siendo sus contadísimas citas en la laguna de agua dulce que se forma en las Marismas de Alday por cierto, a día de hoy, en un estado no muy idóneo para la parada de limícolas en sus tránsitos migratorios. Toda una pena pues este lugar era referente de interesantísimas citas en estos períodos años atrás.







Andarríos Bastardos. Dorso (manto) marrón claro en su parte superior y flancos de un
pardo poco uniforme me invitan a pensar que puedan tratarse de dos juveniles 



Y haciendo compañía a los anteriores también se observa un macho y dos hembras de Combatiente (Philomachus pugnax). Este año, curiosamente, se están viendo numerosos ejemplares de esta especie en estas fechas de paso post nupcial algo que estamos comentando entre observadores.







Combatientes




Comparativa de tamaños :


Andarríos Bastardo (izda.) y hembra de Combatiente (dcha.)



En ambas fotos : Hembra de Combatiente (izda.) y Correlimos Pectoral (dcha.)



Situación de la charca recuperada :



1.- Coordenadas UTM :  X = 432.205,28           Y = 4.806.445,59



Veremos a ver qué nos depara este punto donde además de las anteriores especies detalladas también se han observado Cigüeñuela, Aguja Colinegra, Correlimos Común, Correlimos Gordo, Archibebe Común y Andarríos Chico entre otros.

Un saludo y gracias por seguir mi blog




Comentarios

  1. Bien descrito e interesante el repaso de limícolas que poco a poco van aparenciendo por tu tierra y en concreto por ese punto de observación que nos detallas.
    Para 'Ojolince y Sra.' es muy complicada la identificación de estas aves, pero sabemos que contamos con amigos que, como tú, nos lo explican con todo detalle.
    ¡¡Muy buena la comparativa entre el Andarríos bastardo y la hembra de Combatiente!!
    Un saludo de 'Ojolince y Sra.'

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias queridos amigos. De esto se trata, un blog sencillo para aprender todos. Ciertamente lo de los plumajes de las limícolas es todo un mundo complicado incluso para geste muy avezada en esto de la ornitología. Un saludo también para vosotros.

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Buitres y "lobos" en Campoo

El vuelo de aves y murciélagos. Más semejanzas que diferencias

Marismas de Santoña en un invierno "cálido"