Crónicas de la Bahía de Santander : Primeras anotaciones del paso post nupcial

Hola a tod@s :

Tímidamente, poco a poco, las primeras visitas del paso post nupcial van dejándose notar en los espacios marismeños de nuestra costa.

Ayer por la mañana visité varios puntos de la Bahía de Santander para ver como estaban las cosas en estas fechas quizás un poco tempranas pero que sin embargo me proporcionaron unos interesantes apuntes en cuanto a observaciones.

El primer lugar en el que estuve fue en las Marismas Negras en El Astillero donde 46 ejemplares de Aguja Colinegra (Limosa limosa) se soleaban en una isleta.







Agujas Colinegras junto compartiendo zona de descanso junto a
un par de Garcetas Comunes




Un año más la concentración de Gaviotas Reidoras (Chroicocephalus ridibundus) en este punto vuelve a ser el más numeroso dentro del entono de la bahía.



La mayor parte de las Gaviotas Reidoras han perdido su librea estival 




En la siguiente punto de observación, la Marisma del Conde, los madrugadores Zarapitos Trinadores (Numenius phaeopus) que ya llevan algunas semanas entre nosotros junto con algún ejemplar de Ostrero (Haematopus ostralegus) son los animadores de este punto. 

En La Junquera (Pedreña) el mar iba dejando al descubierto esos limos marismeños ricos, de momento, de todos esos nutrientes que nuestros pequeños hermanos alados aprovechan para recuperar sus energías.  




En un mismo encuadre Gaviota Cabecinegra (Larus melanocephalus) a la izquierda,
Gaviota Reidora (Chroicocephalus ridibundus) a la derecha y juvenil (al fondo)
y adulto (en primer plano) de Charrán Patinegro (Sterna sandvicenesis)




Gaviotas Reidoras




La presencia de Charrán Patinegro (Sterna sandvicensis) era la más numerosa de las diferentes especies que estaban en el intermareal. Al menos 16 ejemplares en un área de no más de 200 m² de los cuales unos 10 de ellos eran juveniles de este año que reclamaban constantemente aun, a día de hoy, alimento a sus progenitores.






Charranes patinegros sobrevolando el intermareal








La mayoría de los individuos descansaban o buscaban alimento en la orilla ....






... mientras los juveniles reclamaban continuamente sustento a los adultos




Mientras me encontraba observando a los charranes vi que algo se acercó volando, paró donde estos primeros se encontraban y comenzó a picotear el lodo frenéticamente. La alegre sorpresa del día, un ejemplar de Correlimos Gordo (Calidris canutus) aun con su plumaje estival.











Dio juego para cámara y prismáticos durante un buen rato este ejemplar, posiblemente 
de la subespecie canutus o islandica.



La cosa se va animando, son numerosas las citas de paso que poco a poco los observadores de Cantabria van dando a conocer (Correlimos Comunes, Avocetas, Combatientes, Mosquiteros Musicales ....). Los momentos óptimos para acercarse a las marismas están en su inicio.

Un saludo y gracias por seguir mi blog



Comentarios

  1. Buenísimas fotos. Sobre todo las del patinegro en vuelo.
    Un saludo de un seguidor del blog de tierra adentro, pero que casi todos los inviernos va a Santoña y alrededores.

    Jesús.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tus opiniones.
      Pues anda, si un día de invierno vienes a Santoña me lo dices.
      Un saludo

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Buitres y "lobos" en Campoo

Donde ver aves en la Bahía de Santander

El vuelo de aves y murciélagos. Más semejanzas que diferencias