sábado, 31 de marzo de 2012

Alegre antes .... triste después

Alegre antes

El pasado domingo 25 de Marzo el grupo local de SEO Cantabria organizó una salida para recorrer a pie el Macizo de Peña Cabarga desde el alto de la Peña Cabarga hasta la Concha de Villaescusa, un recorrido de unos 6 kilómetros por uno de los entornos más bonitos e interesantes a nivel natural que hay en la ya macro-humanizada area de la Bahía de Santander.

Si en 1986 fue declarado Parque Natural en abril de 2005 una sentencia del Tribunal Supremo de "Justicia" de Cantabria anulaba esta declaración por carecer de Plan de Ordenacion de Parque Natural. Para los de la ESO : porque son jugosos terrenos para la especulación urbanística y hay demasiadas presiones.

Bueno, nos ceñiremos al tema. El día era soleado, mejor tiempo no podía hacer. Iniciamos el camino hacia el antiguo castro cántabro del Castil Negro atravesando zonas de pinar (en su mayoría), tojo, madroño, encina cantábrica y asomos de roble que en su día fue muy abundante en la zona.


Inicio de la marcha 


Enfocada esta salida principalmente a la localización visual y auditiva de Paseriformes muchas fueron las especies que pudimos observar u oir : Pinzón Vulgar (Fringilla coelebs), Carbonero Común (Parus major), Carbonero Garrapinos (Parus ater), Reyezuelo Listado (Regulus ignicapilla), Tarabilla Común (Saxicola torquatus), Herrerillo Capuchino (Lophophanes cristatus) .... entre algunas de las especies que disfrutamos.

Entre los tojos pudimos ver dos ejemplares de Curruca Rabilarga (Sylvia undata).




Una de la Tarabillas Comunes observadas 

La llegada la castro de Castil Negro nos deparó una de las vistas más bonitas de la marcha, dominando toda la cara sur del macizo Cabárceno quedaba a nuestros pies



El grupo en plena observación paisajísitica 

La localización de algunas huellas de Corzo (Capreolus capreolus) y numerosos rastros de Jabalí (Sus scrofa) animaban a los participantes de la salida .... no todo iban a ser aves.


Rastros de Jabalí en su búsqueda de alimento 


Vista desde el Castil Negro 


Desde el castro de Castil Negro hasta las antiguas minas de hierro de Cabárceno (ya explotadas por los romanos) disfrutamos también de la presencia de Milano Negro (Milvus migrans), Milano Real (Milvus milvus), Cuervo (Corvus corax), Gavilán (Accipiter nisus), Chova Piquirroja (Pyrrhocorax pyrrhocorax) y Alimoche (Neophron pernopterus) ...



Alimoches

El resultado fue un mágnifico día haciendo una hermosa ruta natural.


Triste despues

Tres días después de esta salida un incendio provocado por los ganaderos ha reducido a cenizas todo este maravilloso entorno que tuvimos la suerte de disfrutar hasta sabe cuando, pues pasarán años hasta que este lugar se recupere.

Hablo de la región en la que vivo, Cantabria : La inmesa mayoría de los ganaderos no tiene ni un ápice de sensibilidad en cuanto a los temas de Naturaleza y la pena es que pudiendo ser una cosa de generaciones pasadas, relativamente entendible, las jóvenes y actuales son iguales. Para ellos todo lo que no se pueda aprovechar como pasto no tiene interés alguno; los árboles y los tojos son cosas que estorban para que el ganado pazca, los animales son todos alimañas a las que hay que matar ya vuelen, corran o naden, la quema de montes se remonta a sus tatatata .....rabuelos y si sus antepasados lo han hecho ¿por qué ellos no lo pueden hacer?. A todo unimos que las subvenciones que les dan no solo dependen las reses que tienen sino las hectareas de pasto de las que disponen; claro, de esta manera es necesario que todo se convierta en pasto.

Pero "tan culpable es el que la mata como el que la agarra de la pata", y aquí me dirijo a las instituciones del Gobierno Regional que apenas sanciona a los pocos que se coge en estos desmanes y tampoco aplica la Ley vigente que prohibe usar como pastos lugares que han sufrido quemas.

Ya esta bien de proteger al que la hace. Destrozar entornos naturales quemando o de otra manera debe de ser penado con cárcel y fuertes sanciones económicas. Basta ya de tachar de tercera o cuarta división todos los delitos que se cometan contra la Naturaleza, son delitos gravísimos y así lo tienen que considerar tanto los estamentos judiciales como los politicos.

265 incencios se han producido en la región en estos últimos seis días, casi 44 incendios por día ... ¡¡ esto es inasumible!!. Sumemos también Asturias, Galicia, zonas de Castilla-León ...  ¿en qué acabará la cosa si de una vez no se pone punto final?.

Un saludo desde mi oteadero en Cubas  

miércoles, 28 de marzo de 2012

Observando Avefrías ... en manga corta

El pasado sábado día 24 disfrutamos de un día más de inicios de verano que de inicios de primavera con unas temperaturas de entre 22 y 23 ºC, toda una gozada la de iniciar la manga corta.

Como había quedado con mi amigo Angel Ruiz (Aves de la Ría de Ajo) y era aun un poco pronto tomé camino a la zona de la Ría de Ajo para observar lo que allí pudiese haber. Con marea alta poco o más bien nada se movía, tan solo la presencia de un par de Garcetas Comunes (Egretta garzetta) y media docena de Busardos Ratoneros (Buteo buteo) cicleando sobre la ría.

Pero al cabo de un rato de permanecer allí apareció un bando de unas 20 Avefrías (Vanellus vanellus) que aterrizó en un prado cercano para alimentarse. Y allí me encontré yo, "averronchado" contra una paca de hierba observando a éstas.







Me dí cuenta de que entre las Avefrías había 8 ejemplares de una especie que en un principio no llegué a distinguir (aparecen algunos en un par de fotos) pero cuando consulté las guías comprobé que se trataba de un grupo de Combatientes (Philomachus pugnax), toda una agradable sorpresa. Hacía tanto tiempo que no veía uno que no se si considerarlo un bimbo, la verdad.

Un Milano Negro (Milvus migrans) hizo unas pasadas sobre las Avefrías y Combatientes y los puso "pies en polvorosa"




Después de tan agradable encuentro me dí una vuenta por el Cabo de Ajo donde pude ver tres Alcaravanes (Burhinus oedicnemus) que pasaron volando sobre la zona sin saber si habrían cruzado el mar o no, pues venían bordeando el acantilado para tomar camino ría arriba. También, entre otras cosas, vi este ejemplar hembra de Colirrojo Tizón (Phoenicurus ochruros) que se encontraba cerca de donde aparqué el coche.




Colirrojo Tizón


Y hasta aquí lo habido en una tarde con agradables sorpresas. Un saludo.

lunes, 26 de marzo de 2012

Monte Llusa, ejemplo de Naturaleza amenazada

El Monte Llusa, un pequeño macizo calizo de unos 395 mts. de altura distribuido entre los municipios de Solórzano, Hazas de Cesto y Ribamontán al Mar. Constantemente amenzado por majaderos proyectos, primeramente una cantera y ahora, cual espada de Damocles, la posible colocación de molinos eólicos. Si bien en su ladera sur el asqueroso eucalipto domina como especie vegetal afortunadamente llegando a su cima la Encina (Quercus Ilex) en masa formado manchas de encinar cantábrico devuelve la alegría al que lo visita. Algunos Pinos Silvestres (Pinus sylvestris), Acebos (Ilex acquifolium) y diversas especies arboreas forman otros bosquecillos que también albergan numerosa vida. No voy a decir que no sea un lugar en el que la mano del hombre ha hecho numerosas transformaciones pero aun conserva un encanto natural muy atrayente.

El pasado viernes día 23 recorrí este maravilloso espacio durante toda la mañana. Una vez evitado el asqueroso bosque de eucalipto llegué a lo que podríamos llamar cima donde un olor a orina de Zorro (Vulpes vulpes) me llegó de lleno a la nariz iniciando la entrada a la torca que se forma en la cúspide de este monte. Carboneros Comunes (Parus major), Herrerillos Comunes (Parus caeruleus), Pinzones Vulgares (Fringilla coelebs), Reyezuelos listados (Regulus ignicapilla), Zorzales Comunes (Turdus philomelos), Mitos (Aegithalos caudatus) y Currucas Capirotadas (Sylvia atricapilla) orquestaban un poupourrí de melodías entre los pinos y encinas del lugar. Pero entre los cantos distinguí uno diferente y telescopio en ristre me puse a buscar de donde provenía; en la copa de un pino un Zorzal Charlo (Turdus viscivorus) reclamaba su territorio. Es el primero que veo desde hace varios años.

Pasado el bosquete accedí a la torca de piedra descubierta donde encina, tojo y algunas otras especies botánicas crecen a duras penas por la acción de las numerosas cabras que en el lugar pastan a veces acompañadas de reses vacunas. 



La torca del Monte Llusa


Una pareja de Tarabilla Común (Saxicola torquatus) vuela entre los tojos; de vez en cuando el macho, lustroso con su nuevo plumaje nupcial, lanza su reclamo desde las ramas de algunos sauces que crecen en la zona.



Tarabilla Común


Corneja Negra (Corvus corone) y Cuervo (Corvus corax) graznan continuamente sobrevolando el lugar en el que me encuentro. Si bien las Cornejas se van una pareja de Cuervos pasan sobre mí en varias ocasiones, como vigilándome para ver que hago. Imagino que van a hacer el nico en un lugar cercano y están ojo avizor a mis movimientos.   



Cuervos


Al cabo de aproximadamente una hora de estar allí un bando de Buitre Leonado (Gyps fulvus) ciclea hasta alejarse tirando hacia el sur. El día es muy caluroso y aprovechan las térmicas que se producen.



Buitres Leonados


Numerosos Milanos Negros (Milvus migrans) también ciclean en alturas más bajas que los buitres; la mayor parte de ellos realizan numerosas acrobacias en parejas



Milano Negro


Después de casi tres horas inicio el camino de regreso. Descansando en un roquedo ya fuera de la torca un Acentor Común (Prunella modularis) canta sin parar sobre la copa de una encina. 



Acentor Común


Y para terminar una foto de un macho de Curruca Capirotada (Sylvia atricapilla) que se encontraba cerca del mi coche.


Curruca capirotada


Bonita crónica ¿verdad?. ¿Podré repetirla dentro de algunos años o será una crónica distinta y más triste?.

Un saludo desde mi oteadero de Cubas (Ribamontán al Monte)


domingo, 11 de marzo de 2012

Agateadores Comunes en Cubas

En uno de las visitas a los robledales de mi pueblo Cubas (Ribamontán al Monte) he localizado el lugar donde una pareja de Agateadores Comunes (Certhia brachydactyla) ha decidido hacer su nido. La actividad de la pareja era febril aportando continuamente pajas y ramas al agujero donde han decidido traer adelante sus "futuras nidadas" siempre y cuando cumplan el protocolo de hacer dos puestas como suele ser la pauta normal de esta especie. Cada puesta será de 3 a 5 huevos que eclosionarán a los 15 días aproximadamente.







Agateadores Comunes 


Me paso largo tiempo viendo a esta pequeña ave gateando por los troncos y ramas de los árboles com si fuera un pequeño ratón. Si no fuese tan inquieta y activa pasaría completamente desapercibida a nuestros ojos .... parece un trozo de corteza.

Mientras observaba a loa Agateadores otros pequeños habitantes del robledal reclamaban en las ramas, entre ellos Pinzones Vulgares (Fringilla coelebs), Mosquitero Común (Phylloscopus collybita), Herrerillo Común (Parus caeruleus) y Mito (Aegithalos caudatus).





Herrerillo Común



Mito ... pillado "in fraganti" en pleno salto.



Más Mitos


Esto es todo de momento. Un saludo a las seguidoras y seguidores del blog.

NOTA. Las fotografías de los Agateadores haciendo su nido han sido tomadas con digiscoping a unos 15 metros de distancia asegurando que la actividad de estas aves no se ha visto en ningún momento perjudicada o interrumpida y que las molestias han sido inexistentes. 

viernes, 9 de marzo de 2012

Nupcias y huellas

Después de comprobar que "mis" cárabos estaban bien y que todo seguía en su sitio (al final de este relato contaré porqué) decidí darme una vuelta por los maravillosos bosquetes de roble y ribera y que tengo a 400 mts. de mi casa para ver cómo está el tema de los Milanos Negros y el anidamiento en la zona; desde hace dos años vengo controlando un par de nidos en el lugar. 


Robledal en Cubas 


Bosque de galería, río Miera 


Las orillas de río albergaban una gran cantidad de Anades Azulones (Anas platyrhynchos). En mis paseos por la zona nunca había visto tantos.


Anades Azulones 


Al menos cuatro Milanos Negros (Milvus migrans) se movían por la zona (buena cosa), pero comprobé que no quedaba ni rastros de los nidos que tenía controlados. Imagino que ventiscas y lluvias los habrán tirado. También por el lugar merodeaba reclamando un Busardo Ratonero (Buteo buteo) con una librea color canela clarísima.



Busardo Ratonero 


Milano Negro 


Había un gran movimiento nupcial de paseriformes entre los robles, fresnos y demás arbolillos y setos de la zona. Predominaba el número Carbonero Común (Parus major) respecto a otras especies, mostrándose muy agresivos echando a todo lo que se acercaba a su territorio con sus "estidentes chirridos". También observé buen movimiento de Pinzón Vulgar (Fringilla coelebs), Herrerillo Común (Parus caeruleus), Mito (Aegithalos caudatus) y en menor medida Curruca Capirotada (Sylvia atricapilla).



Carboneros Comunes 


En algunas zonas embarradas pude constatar huellas de algunas especies y sobre las cuales espero no confundirme porque en esto de los rastros estoy "verde,verde,verde" como diría José María García.

Cerca del río encontre estas dos huellas que por el tamaño y las características que presentaban a mi parecer pueden pertenecer a un Tejón (Meles meles).



Huellas de Tejón 


En una zona del camino que sale del robledal se mezclaban huellas de dos especies, esta primera puede pertenecer a Zorro (Vulpes vulpes) junto con una huella de Corzo (capreolus capreolus).


 Huellas de Zorro y Corzo

La huella de la foto de debajo pertenece con toda seguridad a un Corzo




Como siempre estoy abierto a las explicaciones o correcciones que visitantes del blos máa avezados en el tema de huellas que yo me puedan dar.

Y para finalizar en cuanto al tema de los cárabos que comente al inicio de este post al parecer uno de los ejemplares adultos ha atacado a un transeunte hace unos días produciéndole una brecha en la cabeza. Por eso estoy un poco a la vigilancia, por si hay "represalias".

Un saludo desde mi otedero en Cubas.