Bahía de Santander : no mucho movimiento aun

Este lunes a la finalización de la jornada laboral regresé a mi casa bordeando la Bahía de Santander en su vertiente sur para ver qué nos deparaba el paso post nupcial en el lugar. Primeramente visité la Ensenada de San Bartolomé, totalmente cubierta por el mar dado que el coeficiente de marea era de 95 con altura de casi 5 mts; la intención era ver si el grupo de Gaviotas Cabecinegras que por estas fechas se ven en este lugar .... ni rastro de momento, eso si, numerosas Gaviotas Reidoras (Larus Ridibundus) y Cisnes Vulgares (Cygnus olor) nadando tranquilamente.

En el siguiente punto, las Marismas del Conde, esperaba ver algún Papamoscas Cerrojillo o quizás también algún Papamoscas Gris, Tarabilla Norteña, juvenil de Alcaudón Dorsirrojo ..... nada, y ciertamente un tanto sorprendido con no observar ningún Cerrojillo que por otras zonas ya se está viendo en abundancia y que el año pasado también puede encontar aquí en estas fechas.

Dado que de momento los planes no me estaban saliendo todo lo bien que deseaba me encaminé a La Junquera para ver cómo se encontraban los reposaderos donde las limícolas permanecen a la espera de que la marea baje. La presión humana que había en el lugar era enorme saturado de pescadores de caña, paseantes y bañistas aprovechando el buen tiempo que desde hace varios días venimos disfrutando y que ocupaban estos reposaderos; por fín en una roca un poco alejada conseguí ver una media docena de Chorlitejos Grandes (Charadrius hiaticula) descansando, grupo en el que predomindaban los individuos juveniles.





Chorlitejos Grandes 


Mención especial a esta Gaviota Reidora que posada
muy cerca del paseo de La Junquera hacía
caso omiso tanto de los viandantes,
muy escandalosos algunos de ellos,  
como de mí mientras la observaba.


Con los Chorlitejos había tres Correlimos Comunes (Calidris alpina) mucho más activos que los primeros.




Correlimos Comunes 


Poca luz por la nubosidad que había, mucho jaleo por la zona ... tocaba recoger herramienta y dejarlo para otro día. Pero al paso del puente que une Pedreña con Somo un vistazo rápido al Arenal de Somo y observé varias manchas negras en una lengua de arena. Telescopio en ristre comprobé que se trataba de un grupo de 17 Ostreros (Haematopus ostralegus) junto con alguna Gaviota Patiamarilla (Larus michahellis).



Ostreros 


A pesar de la falta de luz y de lo lejanos que se encontraban también pude observar que entre este grupo de Ostreros y Patiamarillas se movian dos Correlimos Tridáctilos (Calidris Alba), un Andarríos Chico (Actitis hypoleucos) y presumo que un Correlimos Común (Calidris alpina). Este Arenal de Somo es de mis puntos de observación favoritos sin duda alguna.


Correlimos Tridáctilo entre los Ostreros 


Correlimos Común entre los Ostreros


No muchas fueron las observaciones y quizás el paso esté aun un poco lento. A ver que deparan los siguientes días.

Un saludo desde Cubas.

Comentarios

  1. Impresionate el post, un saludo desde http://joancabs.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Buitres y "lobos" en Campoo

El vuelo de aves y murciélagos. Más semejanzas que diferencias

Marismas de Santoña en un invierno "cálido"