Terapia previa al trabajo

Hacía ya varios días que de camino a mi trabajo comencé a observar los primeros bandos de Gaviota Reidora (Larus Ridibundus) en las Marismas Negras de El Astillero (Cantabria), lugar al que tienen mucho arraigo los primeros ejemplares que aparecen en la Bahía de Santander después del período nupcial y de cría.

El lunes madrugué un poco, eché al coche la óptica y estuve de observación en la zona al menos una hora antes de empezar a trabajar. Grupos dispersos de reidoras "recien despertadas" se acicalaban el plumaje bajo un cielo plomizo que hacía que el día fuese una vez más oscuro y triste, algo ya habitual en esta región.







Gaviotas Reidoras 


Por estas fechas todavía conservan su capucha marrón aunque en muchos ejemplares observados ésta estaba empezando a difuminarse.

Contabilicé al menos un centenar de individuos pero curiosamente tan solo dos ejemplares juveniles.

Cercano al lugar donde me encotraba de observación había una mancha de carrizal donde dos ejemplares de Carricero Común (Acrocephalus scirpaceus) se desgañitaban reclamando, lid que teminó cuando uno de los individuos expulsó al otro después de una breve persecución entre los carrizos.





Carriceros Comunes 


Alejadas de estos grupos de Gaviota Reidora cuatro Agujas Colinegras (Limosa limosa) se alimentaban en la marisma frenéticamente; uno de los ejemplares conservaba aun en precioso plumaje estival anaranjado. La visualización no era muy clara porque se encontaban muy cerca de un carrizal pero en fín, se hizo lo que se pudo.




Agujas Colinegras


Las nueve menos cinco, tengo cinco minutos para entrar a trabajar. La terapia de pasar un rato obsevando aves antes de incorporarme al trabajo parece que va bien ... habrá que repetir.

Un saludo desde Cubas (Ribamontán al Monte)

Comentarios

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Buitres y "lobos" en Campoo

El vuelo de aves y murciélagos. Más semejanzas que diferencias

Marismas de Santoña en un invierno "cálido"