sábado, 8 de octubre de 2011

Limícolas en la Playa de Loredo

Días atrás, cuando aun disfrutábamos de un verano que se nos negó en julio, me acerqué una tarde a la Playa de Loredo. Iba con la intención de encontrar algún limícola en el lugar que anduviese de paso pues las características de la zona se asemejan bastante a la playa de Cuberris en Ajo donde semanas atrás pude observar correlimos menudo, tridáctilo, común e incluso un temminck.

Y mis suposiciones fueron ciertas, pues en una gran charca que se forma a la desembocadura del Arroyo de los Atrancos en la misma Playa de Loredo se daban cita tres Correlimos Menudos (Calidris minuta), tres Correlimos Tridáctilos (Calidris alba), un juvenil de Chorlitejo Grande (Charadrius hiaticula) y un Archibebe Común (Triga totanus).

Después de un rato de observación y cuando me disponía a sacar unas fotos llegó una paseante con dos perros sueltos que se lanzaron a por los pobre limícolas como posesos poniéndoles en fuga y haciendo que me acordara de la mamá de la paseante, del marido de su mamá y de su papá al cual no tuvo el placer de llegar a conocer.

Esperé al menos diez minutos y volvieron los Correlimos menudos .... de los demás ni rastro.






Correlimos menudo 


Me llamó la atención que en dicha charca se daban cita más de 50 Lavanderas Blancas (Motacilla alba) y que media docena de Cornejas (Corvus corone) pululaban por la playa en busca de restos de comida sin preocuparlas la numerosa presencia de gente que había acercándose a veces a no más de tres metros de personas que se encontraban sentadas en la arena, un comportamiento no muy habitual de estos desconfiados córvidos.




Cornejas


El tiempo otoñal ya nos ha llegado y ya se están empezando a verse algunas especies invernales madrugadoras por el norte.

Un saludo a las seguidoras y seguidores del blog.

1 comentario:

  1. Bueno Javier...disfrutaste de las observaciones y conseguiste bonitas fotos del correlimos menudo...ya sabemos que esos incidentes no nos gustan pero, hemos de convivir con ellos.
    Un saludo desde Pucela.

    ResponderEliminar