Por Santoña. 27-10-2009

El día amaneció con una niebla muy cerrada. Angel Ruiz y yo habiamos quedado y decidimos encaminarnos a Santoña para ver si había suerte
La marea, aunque bajando, estaba aun alta. Más o menos se dio el mismo guión que en días anteriores : poco movimiento. Incluso me atrevería a decir que posiblemente menos que otros días que he ido anteriormente y es que cuando la niebla levantó una temperatura de al menos 20 ºC con brisa del sur al principio presagiaban que las observaciones no iban a ser muchas.

Primeramente nos dirigimos al Puerto de Santoña en el cual algunas Gaviotas Reidoras y Patiamarillas sobrevolaban o permanecían posadas en los barcos amarrados. A lo lejos, en la otra punta del puerto donde nos encontrábamos, un Cormorán Moñudo pescaba.




Gaviota Sombría posada en lo más alto de un barco de pesca


Posteriormente nos dirigimos al Observatorio de La Arenilla y como no había nada reseñable fuímos a un espigón que hay en frente del Albergue de Santoña, junto al puerto y desde el cual se dominaban unas isletas que habían quedado al descubierto y en los cuales numerosas Gaviotas Reidoras, Patiamarillas, Sombrías, Garcetas Comunes y Cormoranes Grandes descansaban.





Estado de las isletas


Intentamos comprobar si alguna de las gaviotas estaba anillada con resultados negativos. Una Garceta Común andaba entre las cuerdas de los botes que estaban atracados y un Milano Real pasó sobre nosotros alejándose hacia Buciero.




Garceta Común andando sobre los cabos de amarre de los botes


Dado que en este punto no vimos mucho más (tan solo un par de Andarríos Chicos volando un poco lejanos) decidimos acercarnos a Bengoa.

Aquí, en las lagunas interiores, numerosos Anchibebes Comunes dormitaban y un grupo de al menos siete Zampullines Chicos pescaban en la laguna principal. El intermareal iba descubriendo y numerosas Gaviotas Reidoras iban llegando. Como aun era un poco pronto nos encaminamos hasta el observatorio que hay en esta zona. Por el camino Carboneros y Bisbitas Comunes saltaban en unos tarays cercanos.

Ya en el observatorio pudimos comprobar que en una isleta que había frente a éste había un grupo de cientos de Agujas Colinegras, un Ostrero, algunas Gaviotas Reidoras, un pequeño grupo de Chorlitos Grises (los primeros del año que vemos en Santoña), un pequeño grupo de Correlimos Comunes y en el punto más alejado de nosotros un pequeño grupo de Gaviotas Cabecinegras.




Isleta frete al observatorio de Bengoa






Agujas Colinegras


Andábamos por la zona cuando de repente un pequeño pajarillo muy oscuro salió de unos setos cercanos. Nos acercamos a ver de que se trataba : una Curruca Cabecinegra. A pesar de que el entorno es perfecto para esta especie, con seto cerrado y numerosos tarays y otros arbolillos, en absoluto esperábamos verla este lugar. Cabe la posibilidad de que esta especie esté en expansión en nuestra región, dado que se la ha visto y oído en varios puntos de Arnuero y Bareyo, municipios cercanos a Santoña.

Disfrutamos un rato de ella hasta que un viandante y un corredor pasaron por la zona y la espantaron. No obstando empezó a soplar un viento muy fuerte del noreste y decidimos irnos. Al final el día no se nos dio mal del todo.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Buitres y "lobos" en Campoo

El vuelo de aves y murciélagos. Más semejanzas que diferencias

Marismas de Santoña en un invierno "cálido"