Juveniles y clanes familiares

Hola a tod@s :

Esta semana hemos tenido en la mayor parte del norte la primera ola de calor del año que si bien no ha durado más de dos días, al menos en Cantabria, han sido de intensidad ya que vernos en nuestra región con alerta naranja por calor es algo casi anecdótico.

Ya las tenía todas conmigo de que no iba a ser de excesiva duración la salida que este lunes Alberto Benito y yo hicimos por el norte de Palencia imaginando que el calor nos haría regresar pronto como así fue finalmente. 

Nos desplazamos a las zonas más altas de Brañosera, en concreto hasta Valdecebollas donde a primera hora de la mañana y ya con una temperatura que sobrepasaba los 25 ºC paramos en el Alto de Golobar junto a las semi-ruinas de lo que iba a ser un club de esquí para la zona que gracias al Ente Superior ("llámalo Dios, llámalo Buda, llámalo energía..." como sabiamente define Fermín Trujillo) fue un proyecto que no se llevó a cabo por motivos "x"pero que creo (solo creo) que tienen que ver con la presencia en la zona de una mariposa endémica del lugar así como la de una planta casi extinta. En fin, que para no irnos de madre nuestro plan era encontrar al Mirlo Capiblanco.

Pero una vez más el artículo nº 41 de la Ley de Murphy, el cual detallo en la entrada anterior, se cumplió a la perfección y la especie se quedará una vez más en mi agenda de los bimbos ... a ver para la próxima.  

Ello no fue impedimento para pasar unas muy entretenidas horas entre Cytisus, Brezos y "rocaje vivo" donde en relación a las aves pudimos observar principalmente varios juveniles volanderos solos o siguiendo a sus padres formando clanes familiares que sin mucho tardar se disolverán.  



Juvenil de Curruca Rabilarga (Sylvia undata) que seguía entre los brezos a sus
padres, pero estos se escondían que daba gusto.






Juveniles de Acentor Común (Prunella modularis). Fue sin duda la especie con más
presencia de la zona formando varios clanes familiares






Escribano Montesino (Emberiz cia). Un único ejemplar que encontramos cantando 
en la misma roca tanto a la ida como a la vuelta.








Juvenil de Curruca Zarcera (Sylvia communis). Este ejemplar nos planteo dudas a 
Alberto y a mí con Curruca Mosquitera ... pero rápidamente la duda se disipó.




Zarcero Común o como ahora se le define Políglota (Hippolais polyglotta)
otra de las especies observadas.



Hembra de Pardillo Común (Carduelis cannabina). La segunda más observada en clanes 
familiares después de los Acentores



Buitres Leonados (Gyps fulvus) la única rapaz observada en los altos



Mientras estábamos de observación por la zona nos llega a los oídos un "ladrido" desde una de las laderas. Una preciosa hembra de Ciervo (Cervus elaphus) que en un abrir y cerrar de ojos llegó a la cima desapareciendo de nuestra vista.










No fueron de aves las únicas observaciones de juveniles. Un regato que discurría por el recorrido era el hábitat de larvas de Salamandra Común (Salamandra salamandra) y juveniles de Rana Bermeja (Rana temporaria).





Juveniles de Rana Bermeja




Una hembra de Lagartija Roquera (Podarcis muralis) a unos 2.000 mts. de altura



El calor se echaba encima y el tiempo también. Ya de regreso cerca de Aguilar de Campóo pudimos observar en unos cables cercanos a la carretera tres ejemplares de Cuco Común (Cuculus canorus) curiosamente un macho, una hembra y un juvenil ... semejante bicoca no la veo todos los días. 



Juvenil de Cuco



Macho adulto de Cuco



Caluroso regreso. Ya en tierras de Cantabria a 20 km. de mar temperatura de 40 ºC acompañados del efecto térmico que la humedad produce ... el mismo infierno.

Hoy gracias al aire acondicionado buena faringitis y constipado y es que es difícil que escoger para fenecer ... el calor infernal o climatizar fresquito con sus consecuencias. Me decanté por lo último.

Un saludo a tod@s y gracias por seguir mi blog.



Comentarios

  1. Estupenda entrada y muy bien organizada. Mis felicitaciones

    ResponderEliminar
  2. Estupenda entrada y muy bien organizada. Mis felicitaciones

    ResponderEliminar
  3. Como no podemos luchar contra las inclemencias veraniegas pues sufrimos resignadamente sus consecuencias. En cualquier caso, andar por el monte en verano es siempre para sufridores pero, a los que nos gusta, siempre con grandes y buenas compensaciones. A las pruebas nos remitimos... acentores, escribanos, currucas, pardillos, zarceros, cucos, ciervos ¿Qué más le podemos pedir?
    Estupendo paseo, Javier.
    Un saludo de 'Ojolince y Sra.'

    ResponderEliminar
  4. Me alegro de que tú también disfrutases Javi.
    Para la próxima nos centramos más en Aguilar, que seguro que nos dará aún más juego todavía.
    Saludos

    ResponderEliminar

Publicar un comentario