Recorriendo tierras castellanas : Agua vital

Hola a tod@s :

Mis últimas visitas a tierras castellanas están protagonizadas por el amarillo color de sus tierras y temperaturas que superan en muchos casos los 37 ºC sin que éllo merme mi cariño y admiración por estas tierras. Pasar una temporada viendo un poco de sol y a la vez disfrutar de temperaturas altas son dos estados o pautas que me ayudan a equilibrar los biorritmos de los habituales "días bajo la nube" a temperaturas medias de 20 ºC que la mayor parte del año acontece en Cantabria. 

En tierras de El Cerrato Palentino, por donde más me muevo, los antaño verdes primaverales y abundancia de flora y fauna han caído considerablemente o brillan ya por su ausencia y las salidas de observación de la Naturaleza se ven restringidas a horarios muy madrugadores o vespertinos cuando las temperaturas son un poco más agradables y llevaderas.





Paisaje de El Cerrato en la actualidad



Encontré en una de mis salidas una zona de recreo con barbacoas, mesas y bancos de piedra a la sombra de un considerable encinar, tranquila y que contaba con una instalación imprescindible para poder observar y fotografiar especies del lugar, principalmente de aves : un abrevadero

Y es que el agua, en esta temporada, es algo vital para nuestros pequeños hermanos de la Naturaleza con lo que paliar los rigores del calor.

Sentado en uno de los bancos a una prudencial distancia del abrevadero, a la sombra de unas encinas y tapado por unos setos disfruté muchas horas no solo de tranquilidad sino también de la visita de varios habitantes de la zona que aprovechaban el agua del abrevadero para beber o bañarse. Uno de ellos fue el Pinzón Vulgar (Fringilla coelebs), por cierto bastante escandaloso. 







También era asidua del abrevadero la presencia de Escribanos Soteños (Emberiza cirlus). Pude observar asiduamente a una hembra y tres juveniles en dos de los tres días que visité la zona.







Hembra de Escribano Soteño



Juvenil de Escribano Soteño



El más abundante de los visitantes al abrevadero era el Gorrión Chillón (Petronia petronia), también muy escandaloso como el amigo Pinzón y por cierto con un comportamiento bastante agresivo a la hora de echar al resto de especies que se posaban para beber o refrescarse.





Gorrión Chillón



A continuación una serie fotográfica de otras especies que o bebían y se refrescaban en el abrevadero o merodeaban el lugar en el que se encontraba :


  • Verdecillo o Serín Verdecillo (Serinus serinus







  • Jilguero (Carduelis carduelis)







  • Me costó mucho dar un nombre a la especie que aparece en la siguiente foto pues no la terminaba de ubicar. Gracias a la inestimable ayuda de los amigos Alfonso Rodrigo, Eduardo Alba y Miguel Rodríguez Esteban se que se trata de un juvenil de Curruca Carrasqueña (Sylvia cantillans), todo un bimbo para mí. 







  • Es patente por esta comarca la abundancia de Conejo Europeo (Oryctolagus cuniculus). Por carreteras, caminos agrícolas o sendas es raro que al menos uno dos individuos como mínimo no se te cruce por el camino. 






  • También es patente la abundancia de Corneja (Corvus corone) que junto con la Urraca son los córvidos de la comarca por excelencia si bien en un par de ocasiones he podido ver al Rabilargo en sus encinares. 






  • La cada vez menos abundante Tórtola Europea (Streptopelia turtur). Me ilusionó mucho ver un ejemplar de esta denostada especie diezmada entre otras causas por la presión cinegética a la que cada año se ve sometida. Aprovecho la ocasión para pedir y reclamar a las autoridades competentes la prohibición total de la media veda de caza entre los meses de agosto y septiembre (comprobado está el daño que está haciendo tanto a esta especie como a la Codorniz) así como una parada cinegética por un período de al menos cinco años







  • Macho de Tarabilla Común (Saxicola torquata).






  • Colorido macho de Pardillo Común (Carduelis cannabia) comiendo semillas de lo que me parece es una Viborera (Echium vulgare) un tanto seca








  • Bisbita Arboreo (Anthus trivialis)






Fueron varias las rapaces de las que pude disfrutar desde mi oteadero improvisado, incluso de un lance de caza de un Aguila Calzada (Hieraetus pennatus) lanzándose al pie de una encina situada a no más de cinco metros de donde me encontraba imagino que a la caza de uno de los abundantes conejos de la zona, gazapos muchos de éllos ... el susto fue mayúsculo y el lance, por cierto, fallido para el águila .

El lugar y las visitas a éste dieron mucho de si. El agua, sin duda, la protagonista de este ciclo vivido.



Milano Común (Milvus migrans)




Aguila Calzada (Hieraetus pennatus)






Aguilucho Cenizo (Circus pygargus)



Un saludo a todos los seguidores de mi blog, ya desde tierras de Cantabria




Comentarios

  1. ¡Qué bonita y acertada tu crónica de las tierras castellanas!
    El agua fundamenta el recital de aves que despliegas, como no podría ser de otra manera, en esta época del año. Debe de tratarse de un pequeño oasis, el bebedero improvisado que te ha servido de punto de observación y fotografía.
    Enhorabuena por la serie de aves recopiladas y por ese bimbo de curruca.
    Un saludo de 'Ojolince y Sra.'

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias queridos amigos. Desde luego que en estas fechas un punto de agua es un oasis para nuestros pequeños hermanos, un recurso que se ha de cuidar con más mismo del que en realidad recibe.
      Un saludo

      Eliminar

Publicar un comentario