viernes, 15 de mayo de 2015

Recorriendo tierras castellanas : Golondrinas, aviones y abejarucos

Hola a tod@s :

No es primavera hasta que los Hirundínidos (Aviones y Golondrinas) y Apódidos (Vencejos) comienzan a planear por pueblos y praderías.

Este fin de semana, por tierras del Cerrato Palentino, numerosas bandadas de Avión Común (Delinchon urbicum) y Vencejo Común (Apus apus) llenaban los cielos de las poblaciones de Baltanás y Torquemada. Me llamó la atención la cantidad de nidos de los primeros nombrados que había bajo repisas y cornisas ... es una pena no ver en el norte estas concentraciones de nidos antaño bastante comunes incluso dentro de las grandes ciudades, clara referencia a la continua y progresiva disminución de estas imprescindibles aves para el control de insectos. 











Avión Común en plena construcción de su nido



El número de Golondrinas Comunes (Hirundo rustica) que vi fue bastante menor que el de las dos especies anteriormente nombradas.







Golondrinas Comunes



Reseñar que descubrí no muy lejos de Frómista, en plena frontera entre Tierra de Campos y El Cerrato, una colonia de Abejaruco (Merops apiaster). Me llamó bastante la atención el lugar escogido por estas preciosas aves para construir esta colonia ... un talud de no más de un metro y medio y a pie de carretera. 







Abejarucos



Leí hace unos días un artículo que se remontaba a tres años atrás en el que las asociaciones de apicultores de Extremadura solicitaban a la dirección general de medioambiente de la Junta de Extremadura que la especie dejara de ser especie protegida y se pudiera proceder a su captura con redes para paliar los "enormes daños que en los panales estas aves estaban produciendo y que en algunos casos individualizados las pérdidas llegaban a los 8.000 €" y es que visto y comprobado que para determinados sectores agrícola-ganaderos todo sobra : sobran los lobos, sobran los buitres, sobran los meloncillos, sobran las cigüeñas ... y por lo que veo también los Abejarucos.

Hay que hacer el mundo a su medida.

¿Tendrá algo que ver en la desaparición de las abejas los productos fitosanitarios y químicos que día a día echan en sus propios campos así como las cada vez mayores concentraciones en nuestra atmósfera de otras sustancias para diferentes fines que aceleran el efecto invernadero?. Estudios realizados por la Universidad de Murcia dejan a las claras que el impacto de los Abejarucos en las colmenas es mínimo y residual y el problema viene de esos otros puntos que he detallado por los que las administraciones vuelven la cabeza, no saben no contestan o palían a base de demagogia para cubrirse las espaldas.

Loa Abejarucos, lobos, meloncillos, buitres, cigüeñas .... etc etc no sobran. Los que sobramos somos nosotros.

Un saludo y gracias por seguir mi blog 


3 comentarios:

  1. Gran entrada Javier !
    Comparto tus apreciaciones.
    Sin lugar a dudas, nuestro modo de vida, va contra natura.
    La ignorancia de que es necesario respetar, cuidar el entorno y las distintas especies, que todas cumplen su indispensable función...es cada vez más generalizada.
    Gracias a tu trabajo de divulgación, muchos, se enterarán del respeto que se merecen estas aves.
    Pero estos temas deberían ser parte del currículo escolar.
    Indignación es poca cuando te enteras que el actual ministro de cultura ha eliminado el estudio de las plantas y los animales dentro de las materias que se enseñan en segundo grado.
    De mal en peor...
    Un saludo.
    Kike

    ResponderEliminar
  2. Y tras estas disertaciones, todos a una decimos que da gusto ver estas bonitas aves en nuestros pueblos, los sotos de ribera dando sombra a nuestros campos, las tiernas imágenes de una hembra con su camada, el soplo de aire fresco en un día agotador de trabajo, el radiante sol tras una tormenta y un sin fin de situaciones semejantes que a todo ser humano le hace disfrutar de estar vivo.
    ¿Se podría llamar incongruencia humana?
    No sé pero si está claro que bien, no vamos.
    Un saludo de 'Ojolince y Sra.'

    ResponderEliminar
  3. Te vamos a nombrar embajador Palentino. A ver cuando podemos quedar por mi pueblo y hacemos una revisión de los nidales. Un saludo

    ResponderEliminar