Cormoranes en el Puerto de Santoña

Hola a tod@s :

El embarcadero que hay frente a la plaza de toros de Santoña es sin duda el mejor lugar para poder encontrar juntos en faenas de pesca a los dos representantes de la familia de los Phalacrocoracidae que pueblan nuestro Cantábrico, el Cormorán Grande (Phalacrocorax carbo) y el Cormorán Moñudo (Phalacrocorax aristotelis).

Hice una parada el pasado domingo en este lugar para ver si algún álcido se había acercado al Puerto de Santoña para refugiarse de las tempestades marinas que habíamos tenido días a atrás, pero este año no es año de álcidos .... no toca. Si  embargo varios ejemplares de cormoranes de ambas especies nadaban entre los barcos atracados en el embarcadero a la búsqueda de comida lejos de las revueltas aguas que había fuera de éste.  

Cerca de donde me encontraba se acercó un adulto de Cormorán Moñudo (Phalacrocorax carbo) que presentaba en la tibia de su pata izquierda una anilla de PVC de color rojo con dígitos blancos. Bien podría tratarse de un ejemplar anillado en Asturias en un programa de anillamiento de esta especie iniciado en el año 1998 de la mano del naturalista David Alvaréz Fernández en el que se marcaron cerca de 500 individuos entre pollos y adultos.







Cormorán Moñudo



Me fue totalmente imposible leer los dos dígitos. No obstante hace casi tres años mi amigo Ernesto Villodas hizo una entrada en su magnífico blog "No sin mis prismáticos" en la que hablaba de un moñudo en el mismo embarcadero con una anilla de PVC roja en su pata izquierda y con dos dígitos en blanco con el nº 88 ... ¿podría tratarse del mismo ejemplar?.


Más abundantes eran los Cormoranes Grandes (Phalacrocorax carbo) especie a la que por desgracia se ha convertido en proscrita gracias a la ayuda de los "lobbies" de la pesca. Que asco, de verdad.





Juvenil de Cormorán Grande






Adulto de Cormorán Grande



Y como despedida este precioso Petirrojo (Erithacus rubecula) reclamando en las ramas de un sauce. Viéndolo me vino a la memoria una crónica en un periódico de no hace muchos días en la que exponían España "cada vez tiene más turistas de dos piernas pero menos turistas alados" en relación a que debido al cambio climático muchas especies que antaño invernaban abundantemente en nuestro país apenas abandonas ya sus cuarteles septentrionales dado que las temperaturas en estos países norteños son cada vez un poco más altas y "aguantables" para nuestros pequeños amigos, poniendo de ejemplo al Petirrojo y de sus cada vez menores números en nuestro país.
   





Salud y Naturaleza



Comentarios

  1. Qué guapo está ese moñudo. Yo creo que es el 88 al que vi también vi este diciembre en Laredo.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues Jesús también me lo confirma. Yo no pude ver bien el número, la verdad. Enviaré la cita a David.
      Un abrazo

      Eliminar
  2. Qué fotazas les has sacados a ambas especies de 'Cormo'.
    Da gusto disfrutar de ellos así, y más aún.. si puede ser 'en vivo'.
    Un saludo de 'Ojolince y Sra.'

    ResponderEliminar
  3. Y no veáis como se disfrutan de ellos desde ese hide llamado "coche", porque no había Dios que "sacara el morro" a la calle ... ¡¡¡ hacía frío pero con ganas !!!.
    Un saludo, amigos.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Buitres y "lobos" en Campoo

Donde ver aves en la Bahía de Santander

Marismas de Santoña en un invierno "cálido"