miércoles, 17 de septiembre de 2014

Superluna

Hola a tod@s :

El 9 de Septiembre del presente la Tierra ha vivido un fenómeno satelital denominado "Superluna" en el que la Luna llena se encuentra en el punto más cercano con la tierra. Hemos tenido este año tres "Superlunas", una el 12 de Julio, otra el 10 de Agosto y esta de Septiembre a la que hago referencia. 

Este fenómeno causa un gran impacto en las mareas haciendo que los coeficientes del mar se disparen hasta más de 100 lo que hace que cuando la marea es alta el agua pueda desbordarse en dársenas, puertos, paseos marítimos y demás lugares costeros o bien en el caso contrario que en bajamar el agua deje al descubierto espacios intermareales que con coeficientes más bajos permanecerían anegados.

El pasado día 10 de Septiembre me acerqué hasta el Paseo de Colindres donde quedé con mi amigo Alvaro Bustamante. Mi intención era la de observar los posibles limícolas que quedan descansando en isletas y demás zonas cercanas al intermareal a la espera de que la bajamar descubra los primeros espacios marismeños donde alimentarse.

La marea estaba alta ... demasiado diría. 





Puerto de Colindres a las seis y media de la tarde. La marea empezaba a bajar 
pero aun así faltaban unos 20 cm. para que el agua desbordara. 
Me comentó Álvaro que el día anterior el agua anduvo aun más cerca de desbordarse.



Reitero, muy alta la marea. Las isletas y otras zonas que se ven desde el Paseo de Colindres y donde se asientan los limícolas en períodos de alta mar estaban totalmente cubiertos por el agua. Tan solo se salvaban unos promontorios de hormigón donde varios ejemplares de Ostrero Euroasiático (Haematopus ostralegus) descansaban.







Varios ejemplares de Ostrero descansando en un promontorio de hormigón. 
Había de varias edades principalmente Juveniles (cabeza y cuello negros con manto pardo) y 
primer invierno ó segundo invierno no reproductor 
(manto pardo-negruzco más oscuro que en los Juveniles y con un collar blanco en el cuello)



Un grupo de cuatro juveniles de Vuelvepiedras (Arenaria interpres) del día anterior que me acerqué con mi mujer.







Juveniles de Vuelvepiedras



Disfrutamos Alvaro y yo de la presencia de un ejemplar de Gavión Atlántico (Larus marinus) en otro de los promontorios de hormigón en compañía de algunos Ostreros.





Gavión Atlantico


Y como nota curiosa un grupo de Cigüeñuelas (Himantopus himantopus) sobrevoló durante casi dos horas la ensenada buscando un lugar donde posarse. Difícil estaba el tema porque lo que no cubría el agua estaba lleno de paseantes o playistas.



Cigüeñuelas con la población de Adal Treto al fondo


Para cuando la marea comenzó a descubrir los espacios donde los limícolas acudían alimentarse ya eran casi as nueve de la noche y apenas había luz. No obstante aguantamos hasta última hora viendo decenas de Correlimos Comunes (Calidris alba) y Chorlitejo Grandre (Charadrius hiaticula) a los que acompañaban tres Correlimos Zarapitines (Calidris ferruginea) y algunos Correlimos Gordos (Calidris canutus). Hacía más de cinco años que no veía un Correlimos Zarapitín, por lo que doy por muy bueno estar hasta última hora, hasta que las farolas del paseo iluminaban las últimas observaciones del día.  





Con las últimas luces del día .... farolas incluidas


Buena tarde de pajareo en buena compañía aguantando hasta el final. Por cierto, la luna ni apareció.

Un saludo y gracias por seguir mi blog


3 comentarios:

  1. Con la salvedad de que la esperada luna no quiso hacer acto de presencia, el día estuvo repleto de buenas observaciones.
    Muy bien aprovechada esa marea de 'superluna' que se hará esperar para volver a ver.
    Un saludo de 'Ojolince y Sra.'

    ResponderEliminar
  2. Hasta el año que viene ya no hay "superluna". Ciertamente fue una tarde maja en lo que a pajareo se refiere y también fue interesante ver como el mar devoraba casi todo. Un saludo

    ResponderEliminar
  3. Y nos dieron las diez y las once, las doce y la una
    y las dos y las tres..." Bueno no tanto. El domingo 14 volvimos con la familia y no sé decirte la cantidad de "zarapitines" que había (más de 10 fijo). En el blog de Ernesto Villodas he visto el historial de uno de ellos que estaba anillado en Noruega 10 días antes de llegar a Colindres. Por cierto, lástima la falta de civismo de algunos, tuve que recibir insultos por informar a un paseante con perro grande que acompañaba a sus hijas por soltarlo y dejarle bajar a la zona de limos donde descansaban cientos de correlimos entre otros. En fin. Si llegas a estar tú, creo que le pones fino, jeje

    ResponderEliminar