A pesar de todo el ciclo no se altera

Hola a tod@s :

Después de una jornada de trabajo un tanto estresante decidí dame una vuelta por mi "local-patch" de las Marismas del Conde en Rubayo (Marina de Cudeyo). Mi intención era localizar al pequeño enmascarado de los setos, el Alcaudón Dorsirrojo (Lanius collurio), en la zona habitual donde otros años he podido observarlo a placer.

Y es que dicha zona ha sufrido una considerable transformación, dado que los dueños de las fincas donde anidaban han decidido cargarse los Espinos Albares (Crataegus monogina), Saucos (Sambucus nigra), Zarzamora (Rubus ulmifolius)  y varias zonas de setos donde esta especie anidaba además de someter a varios árboles de la zona a una poda que voy a definir como demencial. Pero no solo eso, sino que después han procedido a una quema y han rociado de herbicida "a cañón" estos espacios para asegurarse de que nos salga nada. 

Magnífica sostenibilidad ambientan aunque me digan que "en su casa cada uno hace lo que quiere".  

Me alegró mucho comprobar que, si bien en otros enclaves cercanos al de años atrás hoy totalmente destruido , las dos parejas habituales han vuelto a escoger este lugar para sacar adelante sus nidadas. 

A pesar de todo el ciclo no se altera





Una de las parejas de Alcaudón Dorsirrojo



Otra especie también está aprovechando estas praderías para sacar adelante a sus proles, el Triguero (Miliaria calandra). Me sorprendió ver la cantidad de ellos que había; en no más de 10.000 m² pude contar al menos media docena de ellos de los que tres reclamaban sin parar con su estridente canto sobre los palos de las vallas limitadoras o sobre las copas de los sauces cercanos a la marisma. Nunca había visto tantos en este lugar.







Trigueros



De vez en cuando dos machos de Triguero se perseguían echándose 
mutuamente de sus territorios



Si bien el Triguero es una especie sedentaria y de que en agosto efectúan ciertos movimientos dispersivos llegada la primavera pueden verse algunos ejemplares en algunas praderías cántabras, principalmente en las cercanas a la costa, donde en otoño e invierno no se les encuentra en claros movimientos de esta especie a aprovechar estos espacios como áreas de cría. No se de dónde pueden venir, quizás de las zonas más septentrionales de la meseta castellana donde puedan tener sus cuarteles invernales, pero dada la cercanía de la costa de los lugares donde lo veo ¿podría ser posible que estos ejemplares llegaran de lugares más septentrionales sea Francia o Gran Bretaña?.
    


Algún Milano Negro me sobrevolaba mientras observaba a alcaudones y trigueros 



Y ya al final del día,con apenas luz y cuando iba a coger el coche para irme, me encontré con un pequeño hermano con el que estuve manteniendo un momento de observación mutuo y al cual creo que ya conozco del año pasado



Mochuelo (Athene noctua)


Un saludo a tod@s y gracias por seguir mi blog


Comentarios

  1. Triste lo del "desbroce" por decirlo así de la finca. Esperemos que no estimule a más vecinos a hacer lo mismo, porque ya sabemos que la sensibilidad ambiental no está precisamente muy en auge. Por cierto, ¿has visto la "poda" de la encina centenaria junto a la carretera en Pontejos?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Casi vomito al verlo .... con esto te digo todo.

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Buitres y "lobos" en Campoo

Donde ver aves en la Bahía de Santander

El vuelo de aves y murciélagos. Más semejanzas que diferencias