El espectáculo de la estepa. Por Tierra de Campos

Domingo 13 de Abril. Mi familia y yo decidimos hacer nuestra primera salida anual a las estepas cerealistas de la comarca de Tierra de Campos (Palencia) en concreto a la zona de La Nava y pueblos limítrofes, lugares ya conocido por nosotros de años atrás y por los cuales sentimos un especial cariño.

Nuestra primera visita fue a los campos cerealistas de Guaza de Campos y alrededores, queríamos ver a las Avutardas (Otis tarda) en pleno cortejo nupcial. El trigo y la cebada ya han sacado sus primeros brotes dando un "norteño" aspecto verde a los campos y en ellos observamos numerosos ejemplares. 

Curiosamente no disfrutamos del espectáculo de las ruedas. Muchos machos solitarios pavoneándose con plumaje expandido y algunos ya seguidos por grupos de hembras; aun así observar a las Avutardas es una de mis mayores satisfacciones en esto del "pajareo". 







Avutardas


Todo este espectáculo lo vivíamos mi familia y yo desde el pequeño alto sobre el que se asienta la Ermita del Cristo de Acebes, cada vez por desgracia un poco más desvencijada. Como dato curioso un paisano de Guaza de Campos que pasaba por allí montado en su bicicleta se acerco a nosotros y estuvimos de cordial charla un buen rato, en la que nos contó que en alrededor de la ermita había hace siglos un pueblo llamado Acebes cuya población fue diezmada por un brote de peste .... hoy no queda ni un mínimo rastro de este pueblo, tan solo la iglesia en la que estábamos.

No era el único espectáculo el de las Avutardas en la zona. Al menos cinco parejas de Cernícalo Primilla (Falco naumanni ) volaban alrededor de la ermita a la caza y captura de su sustento. He visto muchos ejemplares de esta especie en esta salida, más que en otros años, no solo aquí sino también en los alrededores de Frechilla y Mazuecos de Valdeginate, poblaciones de esta zona ... este es uno de los verdaderos controladores de plagas del topillo y otras que puedan darse y no sembrar de veneno los campos. El paisano que estuvo hablando con nosotros nos contó que antaño había muchísimos más cernícalos que ahora; imagino que estaría hablando de lo que conocía, su pueblo ya alrededores .... pero tristemente esta es una pauta que está dando por todas partes. Penoso, la verdad.













Cernícalos Primilla



Una pareja de Milano Real (Milvus milvus) también aprovechaba la zona de caza de los Primillas para buscar sus sustento. En todo momento eran atacados por estos últimos dando lugar a continuas persecuciones aéreas entre ambas especies, otro bonito acto del espectáculo de la estepa.
  


Milano Real



Después de comer nos acercamos a Frechilla. Mientras mi familia disfrutaba de algo fresco en una bar de la plaza del pueblo yo estaba a lo mío y me acerqué a la iglesia donde pude observar los quehaceres de los Estorninos Negros (Sturnus unicolor) en los huecos escogidos para sacar adelante sus nidadas. 





Estornino Negro


Las Grajillas (Corvus monedula) estaban en los mismos menesteres que los estorninos. Durante un buen rato disfruté de otro capítulos del espectáculo de la estepa con estas dos especies ausentes totalmente en los lares norteños por los que me muevo habitualmente.







Grajllas


Curiosamente no observamos muchos ejemplares de Cigüeña Común (Ciconia ciconia), uno en la torre de la Iglesia de Frechilla y no más de cinco en otras zonas del recorrido que hicimos.


Cigüeña Común



Y como capítulo final nos acercamos a la Laguna de la Nava. Algunos Ansares Comunes (Anser anser) permanecían aun en la zona. También algunos Porrones Europeos (Aythya ferina), Somormujos Lavancos (Podiceps cristatus), Fochas Comunes (Fulica atra) y Gaviotas Reidoras (Chroicocephalus ridibundus) merodeaban la laguna.



Aspecto de la laguna


Numerosa la presencia de la Lavandera Boyera (Motacilla flava iberiae) reclamando continuamente en los alrededores y numerosa también la presencia de la escondidiza Buscarla Unicolor (Locustella luscinioides) cuyos reclamos se unían a los de la Motacilla en un número superior a otras veces que anduve por esta zona. 




Lavandera Boyera


Varios Aguiluchos Laguneros (Circus aeroginosus) sobrevolaban los viejos carrizales de la laguna, donde los brotes de los nuevos van asomándose poco a poco. Eche de menos presencia de limícolas que pudiesen estar aprovechando este espacio en su viaje pre-nupcial, pero como contrapartida pude observar los primeros ejemplares de Garza Imperial (Ardea purpurea).

No habría sido un viaje provechoso de no haber visto a uno de mis pajarucos favoritos de este espectáculo estepario en los Campos de Castilla, la Cogujada Común (Galerida cristata)



Cogujada Común



Y para finalizar el espectáculo una preciosa Collalba Gris (Oenanthe oenanthe) dando buena cuenta de unas larvas que encontró.







Collalba Gris


Y hasta aquí lo que dio de si el espectáculo de la estepa en un domingo acompañado de mi familia, espectáculo que por cierto nunca defrauda.

Fin .... o mejor dicho, hasta pronto.

Un saludo a tod@s y gracias por seguir mi blog.


Comentarios

  1. ¡Nunca defrauda la querida estepa cerealista castellana!
    Acompañado de la familia, tu buen amigo 'el equipo fotográfico' y en una tierra que ya es como tu segunda casa... ¿Qué más le puedes pedir a un día de pajareo?
    Bueno sí! Sacar toda la retaila de especies que nos has enseñado!
    'Ojolince y Sra.' nos quedamos con ese broche final de Cogujadas y Collalbas.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya sabéis, mis queridos amigos, la debilidad que siento por esta tierra. La gran pena es no haber podido estar juntos ese día, cosa que espero se subsane pronto. Un abrazo

      Eliminar
  2. A ver cuando en vez de Tierra de Campos o Montaña Palentina, te quedas por medio, tienes guía y otras especies a ver. Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tomo nota, mi buen amigo Luis, y a lo mejor ponemos solución a ello a finales de mayo o principio de junio. Un abrazo.

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Buitres y "lobos" en Campoo

Donde ver aves en la Bahía de Santander

Marismas de Santoña en un invierno "cálido"