viernes, 27 de diciembre de 2013

Día de Navidad, terapia contra la "estomagada"

Hola a tod@s :

Para bajar "estomacalmente" la cena de Nochebuena adopté como terapia madrugar el día de Navidad para echar un vistazo por las zonas cercanas a mi casa del sur de la Bahía de Santander donde habitualmente me muevo. Me dirigí al Embarcadero de Somo desde donde se domina a la perfección el Arenal y las Dunas de Somo. La marea estaba bajando y aun no había descubierto mucho espacio intermareal.


El Arenal y las Dunas de Somo. Aspecto que presentaban el día de Navidad


Mientras sacaba los instrumentos del coche y montaba el telescopio me fijaba en el aspecto del entorno, antaño tan bello y natural como lo recuerdo de mi niñez cuando venía con mi familia de "picnic".

Si, ahora presenta ese aspecto "arquitectónico" tan habitual de nuestras localidades costeras de norte a sur y de este a oeste en el que espacios antaño naturales y maravillosos, principalmente dunares y marismeños, se encuentran circunvalados por un paseo que suele servir de cordón sanitario entre lo poco que pueda quedar de ese espacio natural y la barbarie que en forma de ladrillo se habrá llevado a cabo.

Estos paseos se caracterizan en todo el ámbito nacional por estar salpicados de bancos, papeleras, marquesinas, jardines con plantas que nada tienen que ver con la posible vegetación o arbolados autóctonos y eso si, que no falte, centenares y centenares de metros de baldosa, alquitrán o cemento cuyos costes sumados a los inmobiliarios resultado de esas "recalificaciones" habrán enriquecido a unos pocos y jodido a millones más con piernas, patas, alas o aletas.   

Ya no hay remedio a esto. Deseo que llegue un tsunami que haga que la Naturaleza recupere lo que es suyo, lo que le hemos robado en pos del "progreso" y del "bienestar" .... ¡¡Ah!!, una cosa que me hace mucha gracia, los cartelitos llenos de sellos y anagramas que ponen diputaciones, gobiernos regionales, ayuntamientos y demás chusma haciendo alarde de ese pequeño espacio natural que se ha salvado de la voracidad humana y con los cuales, en un intento de hacer ver que tienen conciencia después de lo ejecutado, anuncian a bombo y platillo las bondades de esa "isla natural" que queda una vez que se han cargado la mayor parte de ese espacio y de los millones de euros o pesetas que se han gastado en su recuperación y mantenimiento como si fuese el dinero de ellos y que, por cierto, revierte nuevamente en unos pocos que manejan una "cadena de favores" de más a menos (del político al supervisor) la mayoría de las veces con esos movimientos de voluntarios que con lo más puro de su fe dan todo por nada en esos trabajos de restauración. 

Dejaré de divagar sobre lo posible y lo imposible y continuaré con mi relato ... ah, si, me quedé preparando la óptica para observar los alrededores del Arenal de Somo. Bueno, mientras montaba los aperos un ejemplar de Andarriós Chico (Actitis hypoleucos) no paraba de reclamar con silbidos agudos y largos en uno de esos jardines cercanos al arenal, en estos momentos del año a saber por qué actuaba de esta manera ... no me cuadra que esté intentando atraer a alguna hembra.

    



Andarríos Chico



El primer vistazo con el "teles" lo dirigí a la isleta de arena y piedras que se forma en pleamares y de la cual ya he hablado en anteriores entradas. Estaba llena de Cormoranes Grandes (Phalacrocorax carbo) y de gaviotas, entre las que predominaba la Patiamarilla (Larus michahellis). Sorpresa, entre un grupo de cormoranes que reposaban en la isleta se movía un ejemplar de Barnacla Carinegra (Branta bernicla).



Barnacla Carinegra entre Cormoranes



Cormoranes y Gaviotas



Más cerca de donde me encontraba entre pequeñas agrupaciones de Borraza (Spartina maritima) y Sosas de diferentes especies, plantas que se dan en estos biotopos cercanos al mar, se refugiaban del gélido viento sur que soplaba algunos grupos de Chorlito Gris (Pluvialis squatarola). Entre ellos distinguía algún Correlimos Común (Calidris alpina).
 




Chorlitos Grises


No pude aguantar mucho tiempo más. El viento sur soplaba con fuerza y hacía incómoda la estancia en el lugar a lo que añadir a punto estuvo de tirarme el telescopio. Ya tengo un abollón en éste producto de una ráfaga de sur hace cuatro años y de chiripa se salvo. Un segundo golpe a saber que consecuencias traería ... bueno, si, envío del teles a Alemania y posiblemente 1.000 € de reparación, conozco el caso en otras carnes.
 
Me encaminé a la Marisma del Conde para hacer una comprobación. Hace unos días recibí un correo electrónico de un observador de la zona que me preguntaba si el Aguila Pescadora (Pandion hialetus) estaba invernando en el lugar pues había ido en varias ocasiones y no la había visto. Yo la observé a primeros de Noviembre y en verdad en las siguientes visitas que hice a las marismas no la vi.
 
De camino paré en el Puente de Somo desde donde se puede observar la parte de la isleta que mira al oeste. Varios Ostreros (Haematopus ostralegus) y Zarapitos Reales (Numenius arquata) aguantaban estoicamente el fuerte sur que soplaba.



Ostreros y Zarapitos Reales



Bueno, una vez en las Marismas del Conde la comprobación fue satisfactoria, la Pescadora se encontraba en uno de sus posaderos habituales intentando comer un Mujol que había pillado dado que las Cornejas no paraban de acosarla.
 
Unas fotos con digis y aguantando un viento atroz .... calidad testimonial.











Antes de volver a casa me pasé por La Junquera. El intermareal iba descubriendo y bandos de centenares de Correlimos comunes (Calidris alpina) iban llegando a los descubiertos limos. Entre ellos algún Correlimos Tridáctilo (Calidris alba), algún Chorlitejo Grande (Charadrius hiaticula) y algún Vuelvepiedras (Arenaria interpres).
 
Buen espectáculo para finalizar la jornada. No hay duda que en los primeros momentos de bajamar o los últimos de pleamar antes de que el mar cubra todo son los mejores momentos para disfrutar de la observación de limícolas.
 
 

Llegada de los correlimos





Correlimos Comunes



Que bien me vino la terapia. Estaba preparado para la comida familiar que afronté con valor y valentía.
 
Un saludo en la última entrada del 2013. Esperemos un 2014 mejor, por pedir que no quede .... buena entrada de año a tod@s.
 
 
 
 

4 comentarios:

  1. Confiemos que así sea, amigo Javier. Tú, por de pronto, le has puesto un buen colofón al 2013.
    Un saludo de 'Ojolince y Sra.

    ResponderEliminar
  2. Feliz año "pajaril" a todos y para bajar la estomagada prueba a subir a Peñacabarga andando, ya verás, jajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡¡Ja,ja,ja, .... !!!, llegas tarde. Ahora hay que bajar la de Nochebuena y la de Nochevieja

      Eliminar