Lagunas de Pedraja del Portillo (Valladolid), esperanzador humedal

Las Lagunas de La Pedraja de Portillo son el resultado actual de los trabajos de recuperación de un antiguo humedal denominado Raso del Portillo; se tiene constancia de que en el siglo XIX este humedal ocupaba 1.900 Has. pero que fue totalmente desecado para el aprovechamiento agropecuario de los terrenos que quedaron. Hoy por hoy la restauración se centra en 45 Has. de las que hemos podido disfrutar mi familia y yo este pasado fin de semana gracias a nuestros anfitriones y buenos amigos Juan Miguel Casas y Teresa Antón (del blog OjoLince y Sra). Pero más tarde haré alusión a lo acontecido en este lugar y antes haré un pequeño repaso de lo observado en su magnífico "local pach" centrado en el bosque de ribera que crece a lo largo del canal que discurre por las afueras de Laguna de Duero y sus alrededores   



Mirlo sobre una picea


Todas las mañana a primera hora un Gorrión Chillón (Petronia petronia) reclamaba en lo alto de una antena cercana a su vivienda



Gorrión Chillón



Esta antena también es compartida por otras especies como el Verdecillo (Serinus serinus) o el Estornino Negro (Sturnus unicolor). Este Estornino que aparece en la foto de abajo con una malformación en el pico ya tiene historia por estos lares siendo protagonista en alguna entrada del blog de mis amigos. Parece que aquí ha encontrado su hogar.




Sturnus unicolor



El el campanario de una ermita cercana la Cigüeña (Ciconia ciconia) saca adelante este año un par de pollos. Parece ser que el año pasado hubo algún problema y no salieron adelante.






En un paseo que dimos por el camino que discurre paralelo al canal oímos reclamar entre los árboles y arbustos Curruca Capirotada (Sylvia atricapilla), Verderón Común (Carduelis chloris) y Ruiseñor Común (Luscinia megarhynchos); estos dos últimos se dejaron ver fugazmente, al igual que un ejemplar de Oropendola (Oriolus oriolus) y dos ejemplares de Papamoscas Gris (Muscicapa striata). Me comenta mi amigo Juanmi, perfecto conocedor de la zona, que nunca había visto anteriormente a esta última especie por estas fechas, lo que alberga la posibilidad de que este año estén criando en el lugar.

En un álamo blanco localizamos tres nidos de Pájaro Moscón (Remiz pendulinus) y en dos de ellos al menos uno de los inquilinos se acerca a llevar comida. El macho comienza a construir el nido para atraer a la hembra; cuando esta llega el macho ha podido hacer más de tres nidos, uno de ellos será escogido por la consorte para la puesta. 



Nido de Pájaro Moscón



Remiz pendolinus


Un apunte de flora observada en la zona y según indicación de mi buena amiga Teresa, la siguiente foto es una Cinoglosa o Lengua de Perro .... curioso nombre, ¿verdad?


Cynoglossum officinale



Lagunas de Pedraja del Portillo (El Raso)

Rodeadas de campos de cebada, trigo o barbechos en los que crecen multitud de herbáceas y flores renacen estas lagunas en fase aun de recuperación y gracias a diversos aportes de agua que discurren a través de estos. Bosquetes cercanos donde conviven Pino Piñonero (Pinus pinea) y Pino Resinero (Pinus pinaster) recuerdan el medio de vida ancestral que tenían los habitantes de estas zonas además del de la agricultura : la recolección de piñón y la recogida de la resina. Diversos caminos de zahorra con pasarelas de madera en alguno de sus puntos para pasar sobre los canales que discurren te van llevando a los numerosos observatorios que han puesto alrededor de las lagunas.


En uno de los observatorios (foto sacada por mi hijo Rodrigo)





Vistas de las lagunas (Fotos de mi hija Berenice)


Las observaciones que hacemos son muy interesantes y algunas de ellas excepcionales para la época en la que nos encontramos. Predomina la presencia de Cigüeñuela (Himantopus himantopus), muy numerosa y entre las que se pueden ver muchos pollos completamente cubiertos de plumón.




Cigüeñuelas


Anades Azulones (Anas platyrhynchos) y Fochas Comunes (Fulica atra) nadan en las lagunas o descansan en las orillas e isletas de éstas. Observamos tres ejemplares de Tarro Blanco (Tadorna tadorna) entre varios azulones.


Azulones en vuelo


También observamos limícolas como Chorlitejo Chico (Charadrius dubius), Archibebe Común (Tringa totanus) y una pareja de Chorlitejo Grande (Chradrius hiaticula) que nos hizo dudar sobre la posibilidad de que estuviesen criando en la zona a raíz de algunas pautas de comportamiento que observamos en estos.



Chorlitejo Chico


El los cauces de agua y en la laguna se encuentran algunos puntos donde tímidamente se desarrolla el carrizo. A pesar de que estos carrizales no son de mucho porte albergan una buena población de Carricero Tordal (Acrocephalus arundinaceus) y Carricero Común (Acrocephalus scirpaceus) a juzgar por la cantidad de reclamos que se oían. Eso si, completamente invisibles en los más profundo de los mencionados carrizales. No obstante la suerte nos acompañó a mi buen amigo Juanmi y a mi el domingo por la mañana cuando, mientras nos encontrábamos observando un precioso macho de Avutarda (Otis tarda), haciendo caso omiso de nuestra presencia un ejemplar de Carricero Tordal (Acrocephalus arundinaceus) nos daba todo un concierto en lo alto de un carrizo ... o no lo ves o lo ves a placer, no hay término medio.













Carricero Tordal


Ya en las zonas de pradera y cultivo observamos abundancia de Triguero (Miliaria calandra), encontrándolos casi a cada paso que dabas.





Triguero equilibrista


Los coloridos Abejarucos (Merops apiaster) también nos hicieron disfrutar de un buen rato de observación en una zona cercana a un pinar. Utilizaban de posadero una rama que había en una pradería o la  copa de unos fresnos no muy lejanos, moviéndose por el entorno




Abejarucos


Un pequeño vídeo para la parroquia de los Abejarucos.





Y por el camino una pareja de Perdíz Roja (Alectoris rufa) intenta alejarnos de su nido peonando a una distancia prudencial.








Y en un momento determinado la hembra desaparece y se queda el macho de la guisa que muestran las siguientes fotos, hinchando el pescuezo.






Y no quiero olvidar dos observaciones que hicimos muy interesantes, un ejemplar de Garza Imperial (Ardea purpurea) en la visita del sábado y un ejemplar de Aguila Culebrera (Circaetus gallicus) que pudimos observar tanto el sábado como el domingo.

Es una zona que está naciendo y que desde luego parece muy prometedora en un futuro no muy lejano para interesantes observaciones, una zona de la cual disfrutamos mucho de la mano de nuestros buenos amigos  y anfitriones de Laguna de Duero, muchas gracias por todo.

Un saludo a tod@s l@s seguidor@s del blog 



Comentarios

  1. Estupenda crónica, narrada y amenizada con todo lujo de detalles ¡no se te escapa una, Javier!
    El agrado es mutuo pues nos hemos sentido francamente bien al disfrutar con vosotros de esa afición que nos une y, a un tiempo, de vuestra agradable compañía; y esto, no sucede todos los días.
    Un abrazo de 'ojolince y sra.'

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Presumo de tener una magnífica familia en Valladolid, creo que con esto os digo todo.Un abrazo de todos nosotros y gracias por todo.

      Eliminar
  2. Buen reportaje,me gusta especialmente la serie al Carricero tordal.Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias isidro. Verdaderamente fue un golpe de suerte tener a este carricero tan confiado.

      Eliminar
  3. ¡Hola! He posteado una entrada en mi blog hablando sobre este precioso lugar, y espero que no te importe que haya puesto un link a esta entrada, para que así la gente pueda ver más fotografías del lugar... ya que yo las hice con mi iPhone y no da más de sí. ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario