lunes, 17 de diciembre de 2012

Dominical por la Bahía de Santander y aledaños

Tocaba ayer domingo visita por el entorno de la Bahía de Santander. A la 9,30 h. mi buen amigo Angel Ruiz Elizalde y yo nos pusimos en marcha hacia la Dársena de Raos para ver si divisábamos las Serretas Medianas que tan bien vio Angel días atrás. Allí nos encontramos con Antonio Sanz y Javier Portillo por la misma causa, pero de las Serretas Medianas ni rastro y eso que el sábado estos vieron dos macho y una hembra en el lugar .... mala suerte. No obstante la observación en este lugar de mis tres primeros ejemplares de Negrón Común (Melanitta nigra) del año, de una Garceta Grande (Ardea alba) y del primer Colimbo Grande (Gavia immer) que observo en la Bahía de Santander paliaron en parte el no poder ver las serretas.

Los cuatro decidimos acercarnos a la laguna artificial que hay en el Parque de La Cantábrica en El Astillero. Javier Portillo había disfrutado el día anterior de Patos Cuchara muy cercanos a la orilla; en esta charca son habituales también Patos Colorados, Cercetas Comunes y diversidad de láridos y anátidas que se acercan un poco por la protección que les pueda deparar el lugar y por la comida que los paseantes les echan ... pero nada de nada. Tan solo alguna Focha Común (Fulica atra) y de las cuales dejo testimonio de una de ellas que se encontraba en un prado cercano a la orilla y ajena totalmente a los paseantes y a nosotros los observadores.  






Angel y yo teníamos ganas de acercarnos a la Playa del Camello para ver los Correlimos Oscuros y Vuelvepiedras que por estas fechas se dejan ver por las rocas que hay en esta zona y allá que nos fuimos los cuatro. 

El mar se encontraba bastante movido. El viento había cambiado y sol del que estábamos disfrutando hasta el momento se ocultó bajo unas nubes que presagiaban que el final del día iba a traer agua como finalmente ocurrió por la tarde. Dado que Javier Portillo y Antonio Sanz tuvieron que ir a buscar el vehículo de uno de ellos Angel y yo nos adelantamos para localizar los objetivos.





Aspecto que presentaba el mar ( la foto primera es de 
mi buen amigo Angel Ruiz Elizalde)



Si bien observamos al menos ocho ejemplares de Vuelvepiedras (Arenaria interpres) ejemplares de Correlimos Oscuro (Calidris maritima) no habría más de tres, menos que otras veces. Aun así por estas fechas otoño-invernales esta última especie es fiel en este lugar, comentándome un buen observador amigo nuestro llamado Javier García-Oliva que ya en sus censos de los años 80 los databa.

Encontrarles los encontramos, pero en las rocas más alejadas de la playa donde el mar rompía con más ganas, muy desconfiados y esquivos.













Correlimos Oscuros


No fue lo mismo con los Vuelvepiedras. Más cercanos y confiados los teníamos a veces a unos pocos metros de donde estábamos observándolos. Es más, de vez en cuando un par de individuos volaban de la playa al aparcamiento cercano para comer restos de pan y "gusanitos" que por allí había junto con palomas, gorriones y estorninos .... nunca había visto este comportamiento en esta especie.











Vuelvepiedras



Yo "afotando" los Correlimos Oscuros antes 
de que llegue la ola (foto de Angel Ruiz Elizalde)


Después de un buen rato en El Camello Javier Portillo y Antonio Sanz dieron la idea de dar una vuelta por el humedal del Parque de Las Llamas. No es que me guste especialmente este lugar disfrazado de "humedal recuperado" pero que en realidad para mi gusto tiene muchísimo hormigón, tanto que en algunos lugares me recuerda un poco a la Plaza Roja de Moscú .... Santander perdió la oportunidad de tener un auténtico  pulmón ecológico usando material natural y con costes mucho más baratos que los resultantes al final de esta obra (creo que el presupuesto final multiplicó por tres el inicial) , pero ya se sabe, eran años en los que el hormigón movía mucho dinero que se quedaba entre las uñas de muchos y se gastaba como pólvora del rey, cosa que estamos pagando ahora "casi todos", .... En fín, destacar en este lugar la presencia de Pato Cuchara (Anas clypeata), un par de hembras de Porrón Moñudo (Aythya fuligula) y varios Luganos (Carduelis spinus) devorando semillas de aliso junto con algunos Jilgueros.



Patos Cuchara





Porrones Moñudos



Lugano



Un juvenil de Gaviota Patiamarilla posado 
en la balaustrada de una pasarela



Sobre la una y media de la tarde nos despedimos de Antonio y de Javier y emprendimos la retirada a casa. Una salida un tanto "urbanita" pero entretenida al fin y al cabo.

Un saludo y felices fiestas a tod@s.


2 comentarios:

  1. Pues para tratarse de una salida 'urbanita' como dices, la crónica ha resultado bien interesante.
    Un saludo de ojolince y sra. desde Pucela.

    ResponderEliminar
  2. Dirán los correlimos corre que viene Javier!!!!.. jaja.. Muy chulas todas las foto.. Enhorabuena..

    ResponderEliminar