Bajo viento y lluvia

La continua lluvia que cayó el pasado domingo por la mañana no dejó que mi amigo Angel Ruiz Elizalde y yo disfrutáramos de la salida que hicimos para ver si lo primeros colimbos aparecían por el abra de la Playa de la Salvé en Laredo. Además de que los continuos aguaceros no nos dejaban cómoda observación también se suma que no vimos ni un ejemplar de colimbo. Hicimos alguna parada en Santoña y donde más tiempo estuvimos fue en Gandarias (apenas 5 minutos hasta que nos echó la lluvia) donde pudimos ver numerosa presencia de Cerceta Común (Anas crecca) y algunas Avefrías (Vanellus vanellus) ... penosa mañana que acabó tomando algo en un bar a refugio de la lluvia.

Sin embargo la tarde dio un pequeño respiro. Aunque con nubes amenazantes, chaparrones más dispersos y un viento bastante gélido el sol asomó tímidamente en algunos momentos, con lo que después de comer quise resarcirme de tan triste mañana y salí nuevamente de observación por algunos puntos de la Bahía de Santander.   

Dado que la marea estaba alta fui a puntos ya predeterminados en los que ya sabía que en semejantes circunstancias iba a poder encontrar algo y mi primera visita fue a la isleta que se forma en el Arenal de Somo. Varias Gaviotas Patiamarillas (Larus michaellis) y Sombrías (Larus fuscus) aguantaban el fuerte viento del oeste reinante junto con un grupo de Ostreros (Haematopus ostralegus) y algunos Cormoranes Grandes (Phalacrocorax carbo).






Gaviotas, Cormoranes y Ostreros en la isleta


Después de un rato de observación apareció por el oeste un bando de una veintena de Ostreros (Haematopus ostralegus) que se sumaron a los que allí había. Pude fotografiar una bonita secuencia de vuelo de estas preciosas aves desde que aparecieron hasta que posaron en el arenal.














Ostreros


Posiblemente un año más la Punta del Rostro nos depare agradables momentos de observación durante los períodos de marea alta ya que sigue siendo lugar de descanso de limícolas en esos espacios de tiempo. Aunque el volumen de individuos no es aun grande si puedo decir que más de un centenar de Correlimos Comunes (Calidris alpina), media docena de Chorlitos Grises (Pluvialis squatarola) y tres Vuelvepiedras (Arenaria interpres) se agazapaban contra las rocas guareciéndose del frío viento del oeste y de la granizada repentina que azotaban la zona.

Mejor se pusieron las cosas en la Marisma del Conde. El viento amainó y nuevamente salió el sol aunque ya de última hora de la tarde. Entre las espartinas de la desembocadura del Miera decenas de Zarapitos Reales (Numenius arquata) se alimentaban o dormitaban. A ellos se sumaron media docena de Chorlitos Grises (Pluvialis squatarola) y un Martín Pescador (Alcedo atthis) que aprovechó una rama hincada en el limo como percha de caza.   


Zarapitos Reales


Y en uno de sus habituales posaderos se encontraba uno de los dos ejemplares de Aguila Pescadora (Pandion haliaetus) que por estas fechas se están viendo en la Bahía.






Aguila Pescadora



Un pequeño video que grabé de la Pescadora



No dio para más la tarde pero al menos pude salvar los muebles en este invernal más que otoñal domingo en  Cantabria.

Un saludo y gracias por seguir mi blog.


Comentarios

  1. Muy chulas las fotos.. Me gustan eso Ostreros en vuelo.. Un saludillo..

    ResponderEliminar

Publicar un comentario