domingo, 29 de julio de 2012

Viaje a Girona/Gerona : Prólogo

Este año la familia y yo hemos escogido la Costa Brava gerundense como lugar de vacaciones dentro de nuestro plan anual "una semana en el Mediterraneo para sabér qué es el sol" (cosa complicada de saber en nuestra sombría y gris región y que seguiremos haciendo mientras nuestros políticos nos lo permitan), siendo Rosas la localidad escogida (pegada a una de las zonas del Parque Natural de Aiguamolls). Si bien los motivos principales de este viaje eran tomar el sol y bañarnos en condiciones a temperaturas de unos 29 ó 30 ºC (cosa que cada vez más van agradeciendo mis huesos y articulaciones) así como visitar los numerosos monumentos y ruinas que hay en el lugar (mi segunda pasión después de la observación de la Naturaleza) yo por si acaso me eché los prismáticos y la cámara al coche con el fin de comprobar que ofrecía la zona en aspectos de Naturaleza ornitológica o lo que fuere ... por cierto y como consejo : echad también el telescopio, cosa que no hice y de la cual me arrepiento enormemente tal y cómo iréis viendo en próximos posts. Estos son algunos de los detalles que observé aquí :

En el arbolado en los alrededores, donde predominan pino, roble y encina, innumerables Palomas Torcaces (Columba palumbus) ocupaban sus ramajes.




Palomas Torcaces


Las Urracas (Pica pica) y los Arrendajos (Garrulus glandarius) también aprovechan como hábitat estas zonas arboladas, por cierto, bastante más confiados que los de mi región dando mucha más "permisividad" a la presencia humana. Parece ser que de vez en cuando se suele ver algún Críalo (Clamator glandarius) acompañando a pequeños bandos de Urraca, pero no tuve la suerte de ver algún ejemplar.


Arrendajo


En cuestión de láridos predominaba la Gaviota Patiamarilla (Larus michaellis). Fuera de esta especie tan solo pude ver un ejemplar juvenil de Gaviota Reidora (Larus ridibundus) y ni rastro de la Gaviota de Audouin (Larus audouinii) que con insistencia anduve buscando en mis paseos cercanos a la costa.


 Gaviotas Patiamarillas se concentraban en el patio central
de la Ciutadella de Rosas
(principal enclave monumental de la zona) en los atardeceres 


La presencia del Abejaruco (Merops apiaster) es muy numerosa, sobrevolando las campiñas que hay cercanas a la ciudad con las primeras luces del sol y en los atardeceres, momentos del día en los que el calor no se dejaba notar tanto. En muchos puntos en los que anduve su presencia era casi tan numerosa como la de los vencejos o golondrinas a los que acompañaban. 


Estos Abejarucos escogieron como lugar de nidificación 
la excavación de una construcción romana las ruinas de Empuries 


Dos cosas que me llamaron también la atención : a pesar de que las condiciones tanto climatológicas como del terreno se daban no vi ni siquiera una lagartija en lo que a cuestión de reptiles y ofidios me refiero. Nada ... cosa rara o inutilidad mía (que también puede ser) pero ... ¿ni siquiera una lagartija?. Sin embargo la presencia de diferentes especies de mariposas era también, como en caso de los Abejarucos, muy numerosa sobre todo en puntos altos sobre el nivel del mar.


Ejemplar de Macaón (Papilio machaon L.), especie
muy localizada en las zonas cercanas al mar 


También vivimos momentos muy tristes aludiendo al incencio que se generó a unos 15 kilómentros de donde nos encontrábamos y que ha sido noticia de apertura en casi todos los medios de comunicación. La foto que pongo debajo, tomada desde las ruinas de un poblado visigodo que había en una montaña cercana a Rosas, es un ejemplo de la magnitud del fuego que se propagó en un frente de casi 100 km. Por la noche se veían los focos rojos a lo largo de los montes y en algunas ocasiones el humo era tan intenso que tapaba el sol . Una pena.





De vuelta en casa envío un saludo a las seguidoras y seguidores de mi blog.


4 comentarios:

  1. Hola Javier. ¡Vaya viaje!
    Te recomiendo, si quieres ver gaviotas de Audouin, vayas más al sur, al Delta del Llobregat o incluso a El Hondo y las playas de Alicante, ahí sí que verás; este verano he estado observándolas y cada vez hay más, es una suerte. En Torrevieja hay una gran colonia.

    Triste imagen la del incendio...
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Hace varios años también anduvimos de vacaciones en Roses y alrededores con la family, cometiendo el mismo error: dejamos el 'teles' en casa.
    A ver que recuerdos nos traen tus relatos...
    Un saludo desde Pucela.

    ResponderEliminar