De nuevo en Tierra de Campos (I)

Tierra de Campos es una zona que desde siempre me ha atraído, antes de tener aficciones ornitológicas por su paisaje agreste y tranquilo y ahora se suma la riqueza que ofrece en cuestión de observaciones de aves en cualquier época del año. Nunca me he ido defraudado en mis visitas a la zona.

Este sábado día 14 de Abril las coordinadoras de SEO Cantabria y SEO Castro organizaron una salida para observar aves esteparias y acuáticas por estas tierras. A las ocho de la mañana partimos desde El Astillero rumbo a la Laguna de la Nava, nuestro primer destino.

El camino estuvo pasado por agua y me hacía presagiar tiempo malo en la zona, pero cuando llegamos al aparcamiento que hay junto a la laguna las nubes y los claros alternaban bajo un fuerte y fresco viento.  


Preparándonos en el aparcamiento (foto facilitada por 
Teresa Antón) 


Iniciamos nuestro recorrido en el observatorio de El Prao, desde el cual pudimos observar varios ejemplares de Aguilucho Lagunero (Circus aeruginosus) hembra principalmente aunque algún macho también se dejó ver. También observamos dos ejemplares de Fumarel Común (Chlidonias niger) y algunas Gaviotas Reidoras (Larus ridibundus) con plumaje nupcial, ya desaparecidas en nuestras costas cántabras de regreso a sus cuarteles de cría. En cuanto a anátidas predominio de Anade Azulón (Anas platyrhynchos), como no podría ser de otra manera, y de Pato Cuchara (Anas clypeata). Oímos entre los carrizos el reclamo de la Buscarla Unicolor (Locustella luscinioides) al menos en un par de ocasiones.


De charla en el observatorio de El Prao (foto de mi hija Berenice)


Vista de la laguna desde el observatorio (foto de mi hijo Rodrigo) 


Nuestra siguiente visita fue al observatorio de Carrapalencia. Cerrado y cómodo nos cobijaba del fuerte viento reinante. Desde este punto anotamos, entre otras, las siguientes observaciones : varios ejemplares de Aguilucho Lagunero, tres ejemplares de Garceta Grande (Ardea alba), algunas Garzas Reales (Ardea cinerea), Avefrías (Vanellus vanellus) y diversas anátidas.


En el observatorio de Carrapalencia (foto facilitada por Ana María Montoya)  


Un Busardo Ratonero (Buteo buteo) con un plumaje clarísimo se posó muy cerca del observatorio haciendo las delicias de los que allí estábamos.




Busardo ratonero  


Aguilucho Lagunero macho posando en unos carrizales
próximos al observatorio 


Chaparrón en la lejanía (foto facilitada por Teresa Antón) 


Nuestra siguiente parada era el observatorio de Confitero. De camino a este nos detuvimos en varias ocasiones por lo que íbamos viendo por el camino, concretamente un par de Aguiluchos Cenizos (Circus pygargus), Avefrías (Vanellus vanellus), Alondras Comunes (Alauda arvensis), Gorriones Molineros (Passer montanus) y una Collaba Gris (Oenanthe oenanthe) casi al final del trayecto. También destacar un bando de más de 50 Cigüeñas Blancas (Ciconia ciconia) cicleando sobre nuestras cabezas un buen rato.


Observando los Aguiluchos Cenizos (foto facilitada por Teresa Antón) 


Bando de Cigüeñas cicleando (foto de mi hijo Rodrígo) 


Cigüeñas 


Permanecer en el observatorio de Confitero era toda una odisea con el fuerte viento gélido que azotaba el lugar. Aguantamos viendo un numeroso grupo de más de 20 ejemplares de Cigüeñuela Común (Himantopus himantopus) entre los que también había algún ejemplar de Avefría (Vanellus vanellus). Dos ejemplares de Archibebes Claros (Tringa nebularia) con avanzado plumaje estival y entre los grupos de las anteriores especies detalladas entraron dentro de nuestras observaciones.



Cigüeñuelas Comunes 

Acabamos aquí el recorrido por la Laguna de la Nava. Después de comer en el observatorio de Carrapalencia a resguardo de las inclemencias meteorológicas nos dirigimos a coger los coches para ir al pueblo de Frechilla. Desde el aparcamiento y antes de ponernos en marcha divisamos un macho de Avutarda (Otis tarda) en plena exhibición nupcial delante de un grupo de la menos cinco hembras ... buen presagio.

Eché de menos observar en La Nava alguna Garza Imperial, Triguero, Abubilla, Cogujada Común ... pero a lo mejor las condiciones meteorológicas del día no eran las más idoneas para tal propósito. 

Ya en el pueblo de Frechilla iniciamos la búsqueda del Cernícalo Primilla (Falco naumanni) en la fachada de su iglesia, lugar escogido por algunas parejas para anuidar. La presencia era menor que en otros años anteriores en los que he estado, pues contamos tan solo tres parejas de esta especie (en otras ocasiones hemos visto más de seis parejas).


Frente a la fachada de la Iglesia de Frechilla
 (foto facilitada por Ana María Montoya) 



Cernícalo Primilla hembra


Varias Grajillas (Corvus monedula) y algunos Estorninos Negros (Sturnus unicolor) completan la lista de observaciones en la iglesia.

Nuestro siguiente destino fue la Ermita del Santo Cristo de Acebes en Guaza de Campos, donde la presencia de la Avutarda (Otis tarda) está asegurada. Y ciertamente en los campos que hay frente a la ermita numerosos machos, de mucho mayor tamaño que las hembras, situados en las pequeñas lomas que había controlaban a los grupos de éstas que andaban de un sitio para otro. El fuertísimo viento reinante fue quizás el principal motivo por el que no pudimos verlas hacer la famosa "rueda" pero nos dimos por satisfechos de poder observarlas.
  

Observando a la Avutardas (Foto facilitada por Teresa Antón) 


Grupo de hembras de Avutarda 


Refugiados del fuerte viento mientras obsevabamos las Avutardas
(foto facilitada por Ana María Montoya) 






Avutardas


Después de un buen rato en el lugar algunos miembros de la expedición se despidieron para tomar camino de regreso a casa. Otros decidimos continuar e ir a la Laguna de Boada, crónica que detallaré en un próximo post.

Un saludo desde Cubas (Ribamontán al Monte).

Comentarios

  1. Buena, Javier. Muy buena tu crónica, no tiene desperdicio.
    ¡¡Tanto te has emocionado colocando fotos de las bellas avutardas que se te ha olvidado mencionar las terreras y las totovías que observamos también desde la ermita de Guaza!!
    Me ha gustado mucho el clarísimo ratonero en su palón.
    Un saludo desde Pucela.

    ResponderEliminar
  2. Aunque disfrute mucho en la visita del año pasado, este no he podido ir, pero por lo menos viendo tu entrada, veo lo que por alli disfrutasteis. Un saludo

    ResponderEliminar
  3. Qué guapo te quedó ese ratonero!
    Por cierto, creo que a ti no llegué a comentártelo, pero me acerqué con el teles a las terreras para aclarar qué pájaros eran los que las acompañaban (que no lo teníamos muy claro) y vi claramente que se trataba de gorriones chillones.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  4. Muchas gracias Javi por compartir las vivencias de la jornada, es una estupenda crónica!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Buitres y "lobos" en Campoo

El vuelo de aves y murciélagos. Más semejanzas que diferencias

Marismas de Santoña en un invierno "cálido"