¡¡ Uffff ... qué calor !!!

Temperaturas de 30º C son las que estamos teniendo estos últimos días en el inicio de un otoño que hacía años no recordaba tan caluroso. Salir al "pajareo" en el descanso laboral a las dos de la tarde es misión casi suicida pero el tiempo libre que hay es el que hay y no da para más.

Una primera visita a las Marismas del Conde. Las mareas, con los coeficientes más grandes del año, dejan al descubierto en la bajamar unos inmensos páramos donde tan solo puedo observar algunos Zarapitos Trinadores (Numenius phaeopus), Garcetas comunes (Egretta garzetta) y diversidad de gaviotas reidoras y patiamarillas. En las mieses y prados de alrededor nada de nada, ni un reclamo, ni un movimiento ... tan solo un solitario Cernícalo Común (Falco tinnunculus) pasa cerca del lugar en el que me encuentro.


Cernícalo Vulgar 


Me acerco después a la Ensenada el San Bartolomé y la marea ya está empezando a subir a una velocidad de vértigo ... es lo que tienen los grandes coeficientes. En las aguas someras hay gran animación de Gaviotas Reidoras (Larus ridibundus), Gaviotas Cabecinegras (Larus melanocephalus) y Cisnes Vulgares (Cygnus olor) aprovechando los últimos reductos de intermareal al descubierto.




Gaviotas Cabecinegras 


Juveniles de Gaviota Cabecinegra



Cisnes, gaviotas ..... "popurri" de aves 


Salgo de trabajar a las siete de la tarde. El sol ya está relativamente bajo; se va dejando notar el acortamiento de los días. Pero está despejado y aun hay claridad suficiente para dar una vuelta por .... decido ir a Pedreña, más concretamente a la zona del embarcadero. Allí, en la zona de la Punta del Rostro, suelen descansar diversos limícolas cuando la marea está alta.

Compruebo como en el mencionado embarcadero y los alrededores el agua tiene tal altura que faltan unos 50 cm. para que se desborde. La temperatura ha bajado un poco y la zona está llena de paseantes, bañistas y pescadores .... no se ven limícolas descansando; demasiado ajetreo de personas. Tan solo un juvenil de Chorlitejo Grande (Charadrius hiaticula) aguanta estoicamente en una roca cercana la mar los embates de un grupo de chavales que se están tirando al agua a no más de 10 mts. de donde se encuentra.




Juvenil de Chorlitejo Grande 

El sol ya está casi oculto aunque cierta claridad perdura. Antes de ir a casa me doy una vuelta por una zona de Loredo donde se pueden ver pequeñas aves de paso. Allí veo dos ejemplares de Collaba Gris (Oenanthe oenanthe) con los últimos rayos de sol ... y en estas me encuentro cuando de unos setos cercanos aparece una hembra de Gavilán (Accipiter nisus) que los pone en fuga. Me estoy empezando a acostumbrar a que rapaces que aparecen de repente me espanten lo que estoy viendo, es la tercera vez que me pasa en un mes.


Tarabilla Norteña


De vuelta me paso por un lugar, allí mismo en Loredo, en el que creo que puedo ver algo por las características de la zona y en efecto lo que pensaba es una certeza, pero la luz ha desaparecido casi por completo y lo detallaré en un próximo post del blog.



Un saludo


Comentarios

  1. ¡¡Cuánta gente!! ¿30ºC? Por aquí por el este manchego hace fresquecillo ya, 23ºC...
    Preciosas fotos y excelente explicación.
    Un saludo enorme.

    ResponderEliminar
  2. Buen dia de pajareo rematado con un gavilan...muy buena!
    Saludos camperos.

    ResponderEliminar
  3. Buenas, eso si que es aprovechar todo el dia, ademas las fotos quedan mejor a ultima hora. Un saludo

    ResponderEliminar
  4. ¡Cómo aprovechas las horas...minutos libres en el día! Como dice Luis, las fotos te han ido ganando con el atardecer. El chorlitejo está de enmarque.
    Saludos desde Pucela.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Buitres y "lobos" en Campoo

El vuelo de aves y murciélagos. Más semejanzas que diferencias

Marismas de Santoña en un invierno "cálido"