"Calidris" a tope

Tal y como comenté en mi anterior post nos dirigimos Angel Ruiz y yo a un riachuelo que desemboca en la Playa de Cuberris de Ajo para ver un grupo de Correlimos Tridáctilos (Calidris alba) que Angel ya había estado viendo horas antes.

Había un bando de ocho tridáctilos formando grupo con otros cuatro Correlimos Comunes  (Calidris alpina) alimentándose en dicho riachuelo y en plena observación nos encontrábamos cuando se acerco un individuo que no distinguimos muy bien al principio emitiendo un reclamo que al menos para mi no era nada familiar, una especie de "tirrr-tirrr" que parecía el canto de un grillo. Se posó cerca de los otros correlimos y comprobamos el pequeño tamaño que tenía respecto a éllos, me recordaba mucho a un Andarríos Chico en pequeño ... no conocíamos la especie en cuestión hasta que con guía y cámara en mano pudimos comprobar que se trataba de un juvenil de Correlimos de Temminck (Calidris temminckii).


Juvenil de Correlimos de Temminck


En todo momento se mostró inquieto y desconfiado, permaneciendo en el riachuelo no más de diez minutos y desapareciendo al cabo de dicho tiempo entre unos carrizos. No me extraña, pues la playa se encontraba llena de gente y a lo mejor esta especie no es tan confiada como los tridáctilos y comunes, a los cuales no parecía preocupar en exceso la presencia humana.

Creo que los Correlimos Comunes (Calidris alpina) eran individuos juveniles, distinguibles por el moteado pectoral nada uniforme, la banda blanca que bordea las plumas escapulares superiores e inferiores y el color rojizo del píleo con apenas listado.




Correlimos Comunes 


Los Correlimos Tridáctilos (Calidris alba) también erán individuos juveniles : píleo oscuro con franjas blancas y plumas del manto y cobertoras negras con banda muy blanca que da un aspecto de dibujo "punta de flecha".






Correlimos Tridáctilos 

Volví al día siguiente pero ya no había rastro del Temminck. Tampoco ví a los Correlimos Comunes permancendo tan solo los Tridáctilos, pero en esta ocasión acompañados en todo momento por un juvenil de Correlimos Menudo (Calidris minuta)






Juvenil de Correlimos Menudo : destacables listas
blancas en manto y cobertoras, clara ceja muy destacada y frente blanca.  





Correlimos Menudo y Correlimos Tridáctilo juntos.

Podemos decir que Angel y yo nos encontramos en el lugar preciso y en el momento preciso en la observación del Temminck. Para mí fue todo un bimbo.

Un saludo desde Cubas.

Comentarios

  1. Para mi el Temminck también sería un bimbo y los demás, casi seguro, por que de juveniles tenemos poca experiencia los de tierra adentro.
    Variada, colorida y bien explicada, tu crónica de Calidris, Javier.
    Saludos desde Pucela.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Buitres y "lobos" en Campoo

Donde ver aves en la Bahía de Santander

Marismas de Santoña en un invierno "cálido"