Peculiar escena de caza

Previa a mis estancia en Monfragüe estuve pasando unos días en una casa que unos amigos tienen en un pueblo de zamora llamado Villanázar.

Daba gusto madrugar y encaminarse a un monte de encinas cercano al pueblo escuchando u observando Jilgueros, Verderones, Currucas Capirotadas, Currucas Carrasqueñas, Abubillas, Verdecillos. ... incluso pude escuchar (que no ver) alguna Curruca Mirlona entre las jaras y retamas que crecían entre las encinas.

Varios Conejos se cruzaron en alguno de mis paseos delante de mí a una distancia prudencial.




En una de las ocasiones me encaminaba de vuelta al pueblo; tres Conejos adultos y tres gazapos salieron corriendo de una de las cunetas y de repente algo surgió como un rayo de las ruinas de una casa que había al borde del camino pillando a uno de los gazapos. Por la distancia dudé de qué se trataba, pero al cabo de un rato pude ver que el cazador era un gato "doméstico". 





No me imaginaba que un gato pudiese dar caza a un conejo, pero las imágenes dan constacia de ello.

Saludos

Comentarios

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. Desgraciadamente los gatos domésticos hacen unas sarracinas tremendas con toda clase de bichos... Quizás los conejos no sean una presa muy frecuente, pero estos gatos asilvestrados son un problema grave que se podría paliar en gran medida poniendoles un cascabel.

    Hay que ponerle el cascabel al gato! (literalmente)

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Buitres y "lobos" en Campoo

El vuelo de aves y murciélagos. Más semejanzas que diferencias

Marismas de Santoña en un invierno "cálido"