Una tarde por la Bahía de Santander (05-09-2010)

Inicié mi recorrido de ayer tarde en el observatorio nuevo de Alday donde me encontré con Alvaro Díaz, coordinador de SEO, María Llorente y Mar Labrador.

El nivel de las aguas estaba bajísimo y las limícolas se encontraban muy lejos de nuestra posición. Aun así pudimos observar, al menos como más destacable, una veintena de Agachadizas Comunes, una treintena de Agujas Colinegras, dos Correlimos Gordos, dos Chorlitejos Grandes, algunos Correlimos Comunes, un par de Andarríos Chicos y media docena de Andarríos Bastardos.
También una hembra de Aguilucho Lagunero sobrevolaba el carrizal principal.

Afuera, como en otras ocasiones anteriores, numerosos Mosquiteros Musicales, Papamoscas Cerrojillos y Papamoscas Grises se movían entre la aun profunda hojarasca de los árboles que bordean el camino. Intentar observarles y fotografiarles era misión casi imposible.



Papamoscas Gris





Mosquitero Musical


Dado que Alvaro, Mar y María tenían que volver a Madrid nos despedimos en el mismo lugar y proseguí ruta hacia la Ensenada de San Bartolomé. Tal y como aconteció en pasado año por estas fechas había una concentración de Gaviota Cabecinegra en el lugar. Llegué a contar más de 45 individuos agrupados junto a varias Gaviotas Reidoras.

Aunque en un principio la Gaviota Cabecinegra se puede confundir con la Gaviota Reidora hay algunos rasgos que hace que la diferencies directamente. En el que más me fijo yo es en que las plumas primarias son blancas a diferencia de las primarias en las Reidoras, que son negras. Además, en vuelo, la parte inferior en las alas de la Gaviota Cabecinegra es blanca siendo bastante más oscura en la Gaviota Reidora.

Hay otros aspectos que pueden diferenciarlas pero para empezar creo que estos son los principales, al menos para mí.





Gaviotas Cabecinegras en vuelo. Las terminaciones (primarias) y la parte inferior
de las alas son completamente blancas



Este ejemplar de Gaviota Cabecinegra me despistó un poco por las bandas negras
de las plumas retrices (cola) y por su corto pico.


Abajo pongo unas fotos de Gaviotas Cabecinegras y Reidoras juntas para poder hacer comparaciones








Gaviota Reidora


Después de esta entretenida sesión de gaviotas me fuí a La Junquera en busca de más limícolas, aunque ninguno ví. No obstante la sorpresa de la tarde me la llevé en este lugar, pues entre un grupo de Gaviotas Sombrías que estaba tumbadas en la arena había dos Pagazas Piquirrojas.

Tiene un tamaño un poco más grande que el de una Gaviota Reidora con un pico más grueso que el del Charrán Común, especie con la cual se asemeja relativamente. Patas de color negro y más largas que contrastan con las del este último. Imagino que estaban de descanso en el paso post nupcial hacia sus cuarteles africanos de invernada.



Pagazas Piquirrojas


El sol ya estaba bastante bajo y decidí volver a casa. De camino pude observar numerosos grupos de Estonino Pinto posados en las torres de alta tensión que hay en algunos prados de Pedreña, a la espera de que oscureciese un poco más para ir a sus dormideros habituales. La presencia de grupos de esta especie anuncia la pronta llegada del otoño.





Estorninos Pintos

Comentarios

  1. Muy bueno lo de las Pagazas. Ya estoy atento para ver si aparecen por Laredo que es un bicho que me gusta ver y son pocos los día que tengo la oportunidad. Saludos Javi.

    ResponderEliminar
  2. Que suertudo, Javi, dos pagazas piquirrojas nada menos. Enhorabuena por la observación...

    ResponderEliminar
  3. Pues sí, fue todo un golpe de suerte además de bimbo. Gracias.

    Pásalo bien en Extremadura, amigo Angel.

    A ver si hay suerte y las puedes observar en Laredo, amigo Ernesto

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Buitres y "lobos" en Campoo

El vuelo de aves y murciélagos. Más semejanzas que diferencias

Marismas de Santoña en un invierno "cálido"