viernes, 10 de septiembre de 2010

Aprovechando el tiempo libre

Durante esta semana y aprovechando los tiempos libres en el trabajo me he ido acercando a diversos lugares para ver que sorpresas nos deparaba el paso post-nupcial.

El pasado martes día 7 volví nuevamente a Alday y las cosas estaban más o menos como cuando estuve dos días atrás. A destacar la presencia de dos Espátulas (una de ellas anillada), una Garceta Grande entre un grupo de Garzas Reales, varios ejemplares juveniles de Chorlitejo Grande, numerosas Agachadizas Comunes, Correlimos Comunes, Cercetas ...

De vuelta al trabajo me entretuve media hora en las Marismas Negras donde descansaban centenares de Gaviotas Reidoras. Dando un paseo pude observar unos pequeños bandos de Correlimos Común y Chorlitejo Grande descansando en unas pequeñas isletas.







Correlimos Comunes



Chorlitejo Grande



Chorlitejos Grandes y Correlimos Común en vuelo


Ayer jueves por la tarde, cuando salí de trabajar, me dirigí a las Canteras de Cuchía con el fin de observar esta rareza que nos ha visitado en Cantabria y que tanta expectación ha suscitado, un ejemplar de Falaropo de Wilson o Tricolor. Allí me encontré con Antonio Fernández y otros observadores disfrutando del ejemplar en cuestión.

Me llamó mucho la atención los movimientos que hacía buscando alimento a ras de agua, me recordaba bastante a los movimientos de una Espátula en las mismas circunstancias.

Esta especie al parecer debe sus nombre a un ornitólogo estadounidense llamado Alexander Wilson. Mide unos 23 cm. de largo y su hábitat habitual se encuentra en Norteamérica. Al igual que las otras especies de falaropo la hembra es de mayor tamaño que el macho y tiene un plumaje más llamativo que éste.

Es la hembra quien escoge y conquista al macho (no al revés como en otras especies) y quien defiende tanto al nido como al macho escogido (al parecer bastante agresivamente) de la invasión de otros congéneres. Una vez que pone los huevos ésta emigra dejando al macho la incubación y posterior cría de los pollos .... todo un rol de comportamiento sexual totalmente cambiado en los falaropos.









Unas fotos testimoniales del Falaropo de Wilson


No solo disfrutamos de la presencia del falaropo. En la misma charca compartían espacio tres Correlimos Menudos, dos Agachadizas Comunes, un Correlimos Común, un Pechiazul que se movía escondido entre los cañaverales y un Andarríos Bastardo con el que el falaropo tuvo un pequeño conato de combate en un momento en que se cruzaron.

Mientras nos encontrábamos observando el canto de dos Ruiseñores Bastardo y de dos ranas nos amenizaron aun un poco más la estancia.

Esto es todo de momento en una semana bastante interesante. A ver que nuevas sorpresas nos depara este paso post-nupcial

No hay comentarios:

Publicar un comentario