Salida a las Bardenas Reales y Laguna de Pitillas (Navarra)

Nos unimos ayer sábado Javi Palazuelo, Aitor Bilbao, su amigo José, Angel Ruiz Elizalde y yo para dar consistencia al plan que días antes habíamos estado preparando : la visita a las Bardenas Reales y Laguna de Pitillas.

Tuvimos la gran suerte de contar con mi amigo Juan Goñi (
http://www.navarraalnatural.com/), con quien quedamos a las afueras de Pamplona. Guía profesional por los entornos de Navarra y perfecto conocedor de ambas zonas que nos condujo por todas las Bardenas Reales, lugar donde iniciamos la jornada, mostrándonos tanto los encantos de este enclave como los diferentes lugares donde podríamos ver u oír diferentes especies.

El plan consistió en rodear todo el polígono de tiro que la OTAN tiene en este lugar. Suena paradójico, ¿verdad?, un enclave considerado Reserva de la Biosfera y a la vez campo de tiro y maniobras militares … así nos luce el pelo. En fín … inicialmente paramos a unos 500 mts. de Cabezo de Castiltierra, trecho que Javi, Angel y yo hicimos andando aguantando un cierzo congelador . Algunas Terreras, Alondras y Cogujadas Comunes emitían sus reclamos y peonaban sobre el terreno a una distancia prudencial de nosotros. En una pequeña laguna cercana al camino una pareja de Chorlitejos Chicos se alimentaba en la orilla y desde el mismo punto en que nos encontrábamos observando a estos últimos Angel y yo vimos una Perdiz Común escondiéndose de la presencia de un nutrido grupo de practicantes de mountain bike que pasaron muy cerca de donde se encontraba.

Cuando llegamos al punto donde los demás nos esperaban a pies del mencionado Cabezo de Castiltierra la presencia de ciclistas y vehículos era masiva. Lo curioso es que el 99% de estos vehículos eran franceses y durante todo el camino casi todos, por no decir todos, los que se nos cruzaron eran de esta nacionalidad. Juan nos comentó que los franceses son unos enamorados de esta zona y que acuden en masa los fines de semana o en sus períodos vacacionales.



Camino que conduce al Cabezo de Castiltierra

Prosiguiendo con la narración iniciamos camino en los coches. El paisaje era una mezcla de estepa natural con algunos terrenos cultivados. Alejados de estos y del camino y a medida que avanzábamos se elevaban a nuestra izquierda preciosos y vistosos cerros pelados y arcillosos emblemáticos del lugar (Cabezo de Pisquerra, Cabezo de la Ralla, Cabezo del Rallón, Cabezo de Sanchicorrota, ….) sobre los cuales volaban algunos Alimoches, Chovas Piquirrojas y Buitres Leonados. A pesar de que el Halcón Peregrino y el Aguila Real pueden verse relativamente fácil en estos lugares no nos acompañó la suerte.







Más fotografías del bonito entorno que nos rodeaba



Avanzábamos lentamente o parábamos en ocasiones para observar y oír tranquilamente y a lo largo del camino Cogujadas Comunes, Terreras, Alondras, Calandrias, Currucas Tomilleras, Bisbitas Campestres, Aviones Roqueros, Aviones Zapadores, Vencejos Comunes y Collalbas Rubias y Grises con preciosos plumajes estivales.

En una de las paradas oímos en varias ocasiones a la Alondra Ricotí pero no tuvimos la suerte de verla a pesar de lo cerca que se encontraba de nosotros.

En otra Angel, Juan y yo vimos a placer un precioso ejemplar de Alcaudón Real posado sobre una roca.



Observando en una de las paradas que hicimos




Collalba Rubia



Terrera







Curruca Tomillera





Más Terreras


En el aspecto meteorológico la suerte no estuvo mucho a nuestro lado. El frío cierzo y numerosas nubes nos acompañaron durante el camino y quizás por este motivo especies como el Conejo Salvaje, el Abejaruco y los Aguiluchos Cenizo y Pálido no aparecieron o no se vieron en la cantidad que hubiésemos deseado.

No obstante salimos muy contentos de este bonito lugar y nos dirigimos a la Laguna de Pitillas dando una vuelta antes por otro entorno de las Bardenas Reales menos conocido denominado Embalse de El Ferial, muy cercana al la localidad de Rada donde el cultivo de cereales y arroz, arbolado en el que el pino es predominantes y praderías configuran un paisaje atravesado por acequias y lagunas de menor entidad donde en lagunas ocasiones escuchamos cantar a algún Carricero Común.





Trigueros


En el transcurso de este trayecto pudimos ver al menos media docena de Abubillas, tres Alcaudones Comunes, alguna Paloma Torcaz, numerosos Trigueros, Jilgueros, Verdecillos, Tarabillas Comunes, Buitres Leonados, Cigüeñas Blancas, un precioso ejemplar de Aguilucho Lagunero macho y el buscado y por fin encontrado Abejaruco, concretamente dos ejemplares posados en unos postes de un redil de ovejas.

Llegando al pueblo de Rada un ejemplar de Garza Imperial se cruzó volando delante de nuestros vehículos.

Pasada esta localidad llegamos por fin a la Laguna de Pitillas. Aquí Juan Goñi se despidió de nosotros (muchas gracias por todo, amigo Juan) y tomó el testigo-guía mi buen amigo Mikel, otro ornitólogo navarro buen conocedor de estos parajes.

El viento frío soplaba con fuerza por lo que tomamos los enseres y no refugiamos bajo un tejado exterior del Centro de Interpretación cuya pared nos hacía de cortavientos. Montamos los telescopios y nos pusimos a comer mientras observábamos por cientos Aviones Comunes, Aviones Roqueros, Aviones Zapadores y Vencejos Comunes volando muy cerca de los carrizos y la superficie del agua. … todo un espectáculo.

También vimos aquí entre otras un grupo de media docena de Zampullines Cuellinegros con un precioso plumaje estival, un grupo de cuatro Patos Colorados, otros tantos Porrones Europeos, dos ejemplares de Gaviota Patimarilla, al menos una decena de Fumareles Comunes junto a aviones y vencejos, tres Garzas Imperiales, otras tantas GarzasReales que han criado en la zona, varios Somormujos Lavancos y tres ejemplares de Aguilucho Lagunero, concretamente dos hembras y un macho que se posó en un terreno de cultivo cercano y en el que permaneció un buen rato.

Entre los carrizos oímos Zampullines Chicos y un Carricero Tordal que no paró de cantar en todo el momento que estuvimos en la laguna. Así estuvo desde que llegamos hasta que nos fuimos.

Después de comer nos dirigimos a un observatorio cercano. Por el camino algunas Alondras y Cogujadas Comunes salían volando a nuestro paso. Agradecimos estar en dicho observatorio, al menos nos resguardaba de helador cierzo del exterior. Aquí pudimos observar y fotografiar algunos ejemplares de Garza Real y Aguilucho Lagunero.




Garza Imperial





Aguilucho Lagunero




Garza Real

Y aquí cerramos la jornada despidiéndonos de Mikel. No vimos Pájaro Moscón ni Bigotudo, deseo de casi todos los que íbamos. El aspecto meteorológico no nos acompañó, pero quizás en un seguro próximo viaje a este lugar tengamos más suerte.

Comentarios

  1. Espectacular viajecito, Javier. Un diez en la organización. Lo pasamos de cine, y a pesar del cierzo helador, nos quedarán grabados en la retina el espectacular paisaje y los "bichos" que pudimos ver, asi como la agradable compañía. Muchas gracias a Juán y a Mikel por ser tan buenos anfitriones.

    Un abrazo,

    Aitor

    ResponderEliminar
  2. Shikiyoo!! No me subas la categoría tan alegremente, ornitólogo dice...je,je,je...qué cachondo.
    Un abrazo a todos!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Buitres y "lobos" en Campoo

El vuelo de aves y murciélagos. Más semejanzas que diferencias

Marismas de Santoña en un invierno "cálido"