Por el Monte Candina

Monte Candina es un macizo Kárstico de aproximadamente 490 mts. de altitud, situado entre las poblaciones de Liendo y Oriñón. De peculiar naturaleza alberga la principal buitrera costera del norte de España (y creo que la única, si no estoy confundido) así como otras especies características de estos entornos como Chova Piquirroja, Treparriscos, …. Un lugar desconocido para mí y el cual decidí hoy visitar.

Inicié mi marcha tomando la senda que va a dar a Laredo y cuyo punto de partida está en el pueblo de Sonabia, situado más o menos a los pies de este macizo. Nada más aparcar una pareja de Currucas Capirotadas y un Colirrojo Tizón me recibieron con sus particulares reclamos. Muy difícil ver las primeras en condiciones dado que estaban escondidas en lo más profundo de un saúco.

Me iba acercando a la zona de la playa. Numerosos Mosquiteros Comunes, Mirlos, Palomas Torcaces, Arrendajos, Petirrojos, Currucas Capitoradas, Jilgueros y Verdecillos se dejaban ver u oír en los huertos y arbolillos cercanos al camino.

Un Petirrojo y una Curruca Cabecinegra mantenían una disputa territorial de lo más curioso y de lo más ruidoso sin llegar al contacto físico pero con todo tipo de aspavientos y erizamientos de plumaje. Todo un enfrentamiento entre dos especies super-territoriales.



Uno de los Mirlos que se cruzó en mi camino

Ya cerca de la playa el entorno varía. Hay una mezcla entre vegetación dunar y pastizal que da lugar a un hábitat curioso y difícil de ver en otros lugares … parece que la duna quiere penetraren las faldas del acantilado. En este punto y antes de iniciar la pendiente estuve un rato observando al menos una docena de Buitres Leonados cicleando en lo más alto del cantil, junto con un bando de unas veinte Chovas Piquirrojas. Un poco más bajos volaban una pareja de Milanos Negros.


"Parece que la duna quiere penetrar en las faldas del acantilado"


A lo largo del camino de subida crecen la zarza, el espino, el cardo y algún que otro majuelo. En un punto determinado de este lugar paré a observar dos parejas de Curruca Cabecinegra separadas entre sí por unos 20 metros aproximadamente, muy esquivas se mantenían en todo momento muy alejadas de mí. También ví una pareja de Tarabilla Común, un Colirrojo Tizón y unos seis Aviones Roqueros que volaban cercanos a mí.




Vistas de la Playa de Sonabia desde el punto más alto al que llegúe.



Pastizales


En estas me encontraba cuando una hilera de cinco Buitres Leonados paso por delante de mí a no más de 100 metros del punto en el que me hallaba











Buitres Leonados



Colirrojo Tizón cantando sobre una roca


Después de este espectáculo decidí dirigirme a la zona de matorral y espino que hay cerca de la playa. Mientras iniciaba el descenso oí una Buscarla Pintoja cantando en lo más profundo de unos espinos totalmente invisible a mi campo visual. En esta ocasión me quedé con las ganas de verla.

Ya en la playa y en el límite que separa la duna del pastizal un grupo de Chovas Piquirrojas se alimentaban bastante confiadas de mi presencia pero manteniendo las distancias, eso si.






Chovas Piquirrojas

Me encontraba ya en la zona de matorral y espino que hay junto a la playa cuando de nuevo oí el canto de una Buscarla Pintoja y esta vez si tuve la suerte de poder observarla. Nuevo "bimbo" para mí.


Buscarla Pintoja cantando en lo alto de un espino


En esta misma zona también disfrute de numerosas Tarabillas Comunes, en algunas ocasiones con ceba en sus picos. Daba gusto ver a los machos con el plumaje tan colorido emitiendo ese canto que tanto me recuerda al de Colirrojo Tizón.






Tarabillas Comunes


Poco más que contar .... algunos Verdecillos cantando en unas encinas cercanas, otro Colirrojo Tizón en la zona de recreo que hay junto al observatorio de aves, una pareja de Arrendajos .... en fin, una mañana amena en un lugar muy peculiar y bello.

Comentarios

  1. Qué guapa la excursión, Javi!!! Ya veo que te has recuperado de lo de la pierna. Yo he escuchado cantidad de veces la buscarla, pero no he llegado a verla y mucho menos afotarla. Qué envidia!! Esta debe ser la única época del año en que se puede observar con relativa facilidad al percharse para su canto. Enhorabuena!!!

    ResponderEliminar
  2. Si, la excursión fue muy bonita. Esta era una zona que tenía muchas ganas de conocer y la verdad es que me ha encantado. En cuanto a lo de la Buscarla Pintoja un golpe de suerte porque las oí en tres ocasiones en las faldas del macizo, pero hasta que no llegué a la playa no la ví.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Buitres y "lobos" en Campoo

El vuelo de aves y murciélagos. Más semejanzas que diferencias

Marismas de Santoña en un invierno "cálido"