Por Villaviciosa y alrededores. 05-09-2009

Este sábado día 5 de Septiembre quedé con mi amigo Pablo Galiano en pasar por la Ría de Villaviciosa y alrededores. Había noticias de que un juvenil de Arao Aliblanco andaba por la zona y sería interesante localizarlo y verlo.

El día era soleado y claro, lo cual es de agradecer. Nos dirigimos primeramente a un punto de la ría que se llama El Cierrón. Aquí divisamos numeroso Anade Azulón (algunos ejemplares ya presentaban indicios de plumaje invernal), Garceta Común y un grupo de Cercetas Carretonas en el que se mezclaba algún individuo de Cerceta Común.

La marea estaba aun bastante alta y el intermareal no había descubierto, por lo que a primera vista no distinguíamos ningún limícola. Los había escondidos entre la vegetación puesto que un Gavilán pasó sobre las marismas y levantó a un grupo de ellos que no pudimos identificar. Tan solo pudimos observar un Zarapito Trinador y una pareja de Chorlitejos Grandes. También había algunas Gaviotas Reidoras aun con plumaje estival y un juvenil de Tarro Blanco alimentándose en un regato.

Decidimos dar una vuelta andando por la zona para ver si podíamos divisar algún Rascón. No vimos ninguno pero si disfrutamos durante un instante de dos Martines Pescadores persiguiéndose uno a otro. Pablo me comentó que eran los primeros del año que veía en la zona.



Uno de los Martines Pescadores

Una Agachadiza Común pasó sobre nosotros y posó en una charca cercana a donde nos encontrábamos, a la cual intentamos localizar sin suerte. Si vimos en dicha charca un par de Buitrones y una Lavandera Boyera y también oímos a un par de Ruiseñores Bastardos.

Estuvimos observando un buen rato a un par de Carricerines Comunes que se movían con mucho sigilo entre unos arbustos cercanos.





Carricerines Comunes
Llegaron poco después Mª Angeles y su marido Marcos y los cuatro nos fuimos a otro punto de la ría llamado El Picu. Aquí encontramos al famoso Arao Aliblanco.


Arao Aliblanco

Aquí también pudimos ver Martín Pescador, numerosos Zarapitos Trinadores, un Andarríos Grande, un Archibebe Claro, algunos Cormoranes Grandes descansando en el intermareal, una pareja de Zampullines Chicos y un Busardo Ratonero intentando cazar limícolas.

Volvimos a El Cierron para ver si la marea había bajado más y conseguíamos ver algún limícola, pero seguía bastante alta y no divisamos ninguno. Si pudimos observar en unos tayares cercanos un juvenil de Martinete la mar de tranquilo.



Juvenil de Martinete

Nos dirigimos después a la Punta de la Vaca para ver paso de pelágicas. Nada más llegar nos dio la bienvenida un ejemplar de Papamoscas Gris.






Papamoscas Gris

Por el camino nos llamó la atención que en un zarzal cercano a la punta una pareja de Buitrones debía de tener aun un nido, a pesar de las fechas en las que estamos, pues uno de los ejemplares intentaba alejarnos y el otro se introducía en lo más profundo del zarzal con ceba en el pico.

Ya en la punta destacar un buen paso de Alcatraz, la mayoría de ellos jóvenes y sub-adultos. También pudimos ver un par de Pardelas Pichonetas y una Pardela Cenicienta, así como un Halcón Peregrino en un acantilado cercano que de vez en cuando se dejaba ver cuando atacaba a alguna gaviota y un ejemplar de Collaba Gris.



Alcatraz


El siguiente punto al que nos dirigimos fue al Cabo Peñas, un precioso lugar de la costa de Asturias lleno de brezo en flor, lo que daba una tonalidad multicolor al suelo que lo hacía parecer una alfombra. Aquí Intentamos observar a una pareja de chotacabras que Pablo tenía localizada pero que ya debió de emigrar ... no hubo suerte. Bastante Tarabilla Común, una Collaba Gris, lo que creemos que pudiera ser una Tarabilla Norteña (no la distinguimos muy bien) y alguna Gaviota Patiamarilla fue todo el bagaje de observaciones en este lugar.



Tarabilla Común


Gaviotas Patiamarillas


Ya por último y para finalizar el día fuímos a la Ría de Aviles. La marea estaba alta y no pudimos ver mucho. El un pedragal cercano al observatorio que hay en el lugar había abundante Correlimos Comunes y algunos Vuelvepiedras y Chorlitejos Grandes. En una isleta cercana varios ejemplares de Cormorán Grande y Gaviota Patiamarilla descansaban.

Y aquí finalizo esta interesante y bonita jornada, espero que no se me olvide nada. Gracias Pablo por ser tan estupendo guía y anfitrión.

Comentarios

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Buitres y "lobos" en Campoo

El vuelo de aves y murciélagos. Más semejanzas que diferencias

Marismas de Santoña en un invierno "cálido"