martes, 15 de diciembre de 2015

Ansares en La Nava

Hola a tod@s :

Hace un par de semanas me aventuré por tierras palentinas a la búsqueda y observación de Ansares u otras especies invernantes por tierras de La Nava. Y digo "me aventuré" porque con esta calima y buen tiempo que estamos disfrutando barruntaba que posiblemente la niebla iba a ser protagonista.

No me equivoqué.

La carretera que discurre entre Mazariegos y Fuentes de Nava pasa entre las lagunas y campos de alfalfa donde centenares de Ansares Comunes (Anser anser) pastaban tranquilamente al amparo de esta niebla y de los 0 ºC que ambientaban el lugar.







Ansares en la niebla



Hubo que esperar hasta las doce del mediodía para que el sol luciera. Con el ambiente despejado comprobamos que en los alrededores de Fuentes de Nava y de la Laguna de La Nava miles de Ansares invernan en esta comarca un año más.










Nos juntamos un grupo de amigos para disfrutar del día : mis queridos amigos Alicia Bello y su marido Tony Herrero, el matrimonio de Burgos José García y Ana Gómez y su hijo Alejandro García, un chaval de 11 años perteneciente al grupo de los Jovenes Pajareros de Burgos que sin mucho tardar nos va a dar cinto y raya a los veteranos en esto del pajareo. Tiene curiosidad y ganas de aprender ... lleva buen camino.

En el observatorio de Carrapalencia coincidimos con Belen Hernando y su marido Jesús, que vinieron desesperadillos de Villafáfila donde la niebla nos se había levantado en días. Menos mal que aquí hubo más suerte.



En compañía de Jesús, Belén Hernándo (La Pajarera Novata) y Alejandro García.
Por cierto, creo que ya va siendo hora de que Belén deje ese apelativo de novata




Observando a los Ansares desde el Observatorio de Corralillos



Entre los centenares de Ansares Comunes pudimos divisar algún Ansar Careto (Anser albofrons), cinco Barnaclas Cariblancas (Branta leucopsis) y dos Ansares Indios (Anser indicus) que podrían venir de algún escape o, como apunta Alfonso Rodrigo, podrían pertenecer a poblaciones asilvestradas que hay en el centro de Europa y que han acompañado a los ánsares en su viaje invernal.     











Los Ansares nos sobrevolaban por centenares moviéndose entre praderías de alfalfa principalmente



También alguna que otra Cigueña se dejaba ver, de esa población de unos 500 individuos que apenas migran ya y se queda por estos lares desde octubre o noviembre.






Sobre la hora de comer nos movimos por los alrededores de Frechilla y Guaza de Campos para ver si localizábamos alguna Avutarda ya que nuestro joven pajarero Alejandro quería verlas. Si las encontramos, muy dispersas y lejanas, tanto desde la carretera que comunica Fuentes de Nava con Frechilla como en los campos que se expanden frente la Ermita del Cristo de Acebes cerca de Guaza de Campos.

Los que no faltaron a la cita fueron dos ejemplares de Mochuelo Común (Athene noctua) posados sobre el tejado de una casa del lugar, de los cuales disfrutamos un buen rato.





Mochuelos Comunes



Sobre las cinco de la tarde iniciamos el viaje de regreso a nuestras casas. Al pasar por los alrededores de Fuentes de Nava los Ansares continuaban en su labor de alimentarse en los campos de alfalfa de la zona.

Y sobre mi cabeza volaba una pregunta ...¿Volverán a ser cazados este año en este espacio natural se supone protegido?.



Atardecer en los campos de alfalfa de Fuentes de Nava



De izquierda a derecha : Ana, Alejandro, Pepe, Alicia, Toni y yo



Un saludo a tod@s y gracias por seguir mi blog


martes, 1 de diciembre de 2015

Recorriendo tierras castellanas : En La Moraña abulense

Hola a tod@s :

A últimos del mes de Noviembre el primer latigazo invernal acaba de llegar a gran parte de la Península. Lluvias, granizadas y nevadas, normales en estas fechas, aterrizaban en la franja norte mientras en mi querida Castilla las temperaturas se desmoronaban a grados bajo cero.

Quien iba a decir que en los primeros días de este mes íbamos por la calle en mangas de camisa con temperaturas que en muchas ocasiones sobrepasaban los 20 ºC. 

En estas el día 14 de Noviembre nos acercamos mi familia y yo en compañía de nuestros amigos Juan Miguel Casas Cambero y Teresa Antón (OjoLince y Sra.) a una zona que personalmente tenía muchas ganas de conocer "in situ" : La Moraña.

Esta comarca situada al norte de Avila forma parte de la "ZEPA Tierra de Campiñas" a la que también se unen espacios de Salamanca y Valladolid. Sus casi 140.000 Has. la convierte en una de las ZEPAS más amplias de Europa. En Arévalo, corazón de La Moraña, nos esperaban nuestros queridos amigos David García y Víctor Coello (Territorio Natural) para hacernos de guías por este espacio que conocen a la perfección.

En los primeros compases del día la niebla fue la gran protagonista. Desplazándonos por este vasto territorio, donde las tierras de labranza y barbecho salpicadas de pequeños espacios de pinar y encina son las protagonistas, pudimos distinguir entre la niebla algún bando nuestra querida y castigada Perdiz Roja (Alectoris rufa) así como alguna Avutarda (Otis tarda) y diversos alaúdidos que más que ver oíamos (Cogujada Común, Alondra Común, Calandria ...). 



Un macho y cuatro hembras de Avutarda entre la niebla 



Me quedo con dos momentos de la mañana, dos ejemplares de Ganga Ortega (Pterocles orientalis) que nos sobrevolaron a no mucha altura (mi bimbo del día) y un ejemplar de Aguila Imperial (Aquila adalberti) posada en un poste de luz de media tensión y del cual disfrutamos un buen rato con nuestros telescopios, al menos lo que la niebla nos dejó.



Ejemplar de Aguila Imperial



No nos acompañó la suerte en la búsqueda de algún ejemplar de Buho Chico (Asio otus) en los pinares del lugar, aunque siempre sueles encontrar agradables sorpresas cuando buscas e indagas.

Me sorprendió el tamaño de algunas setas que se daban en estos espacios arbolados, de sobremanera las Macrolepiotas proceras. Como muestra la siguiente imagen, un ejemplar de esta especie con un diámetro de al menos 30 cm.



Macrolepiota procera


A medida que nos acercábamos a la Laguna del Oso íbamos dejando los bancos de niebla atrás. Un fantástico sol y un cielo despejado nos animaba mientras conducíamos hacia este espacio con la esperanza de encontrar a las Grullas Europeas (Grus grus).

Una laguna en medio de una extensión de terreno si arbolado alguno, pero formando un maravilloso conjunto exuberante de vida.  



Laguna de El Oso y alrededores



Decenas de Ansares Comunes, Patos Cucharas, Anades Azulones y Cercetas Comunes entre otros salpicaban de actividad la laguna. Al fondo, en un campo en barbecho, un nutrido grupo de Grullas (Grus grus) se alimentaba.  





La laguna esa tarde




En plena observación en el observatorio de la Laguna de El Oso



Algunos bandos de Grullas se acercaban a la laguna a medida que la tarde iba avanzando. 









Frente al observatorio había unas matas de Escaramujo o Rosal Silvestre donde Gorriones Molineros (Passer montanus) y Tarabillas Comunes (Saxicola torquata) nos brindaban también buenos momentos de observación y fotografía. 





Tarabillas Comunes






Gorrión Molinero



Con las últimas luces del soleado día que tuvimos por la tarde varios bandos de Grullas se aproximaban a la laguna desde el norte y el oeste recreando unas imágenes dignas del mejor espectáculo.







Bandos de Grullas



Nos fuimos del lugar ya con el sol completamente oculto. Los reclamos de las grullas, Ansares y demás especies que había en la alguna era lo único que ya percibíamos con la luz que había... música celestial.
 
Un magnífico día en la mejor compañía. Agradecer a Víctor y a David que nos mostraran esta magnífica comarca y todos sus encantos, esperando poder repetir la experiencia en la primavera donde otras especies, seguro, nos esperarán.



El grupo de observadores-amigos. De izquierda a derecha : mi querida mujer y compañera
Inma, Víctor Coello, el menda que narra, Juan Miguel Casas y Teresa Antón.
En primer plano David García, autor del selfie



Un saludo a tod@s y gracias por seguir mi blog


sábado, 31 de octubre de 2015

Un año más una crónica en alta mar

Hola a tod@s :

Todos los años cae al menos una vez una salida en barco para disfrutar de lo que el mar te puede ofrecer en puntos alejados de la costa y este pasado domingo tocó la correspondiente a 2015.

Si bien la meteorología en un principio invitaba más a quedarse en la cama que a aventurarse a salir a alta mar afortunadamente la cosa mejoró paulatinamente a medida que transcurría la mañana. 

La observación durante el trayecto de algunas especies de pardela invitaba a pensar que la salida iba a ser muy interesante como al final, efectivamente, fue.

Todo fue empezar a echar por popa el "chum" (mezcla de restos de pescado y pan) para atraer a las aves y llegar decenas de Gaviotas Reidoras y Patimarillas como habitualmente suele ocurrir.




Seguimiento en la zona de popa de las aves que iban llegando





Un pequeño homenaje a este juvenil de Gaviota Sombría que nos siguió todo el trayecto.
Facilmente distinguible por llevar en todo momento su pata izquierda colgando. 
Esperemos que los hados sean benévolos con él. 





Batallas campales por los restos de comida tirados al mar



No tardaron mucho en llegar los primeros ejemplares de Alcatraz Atántico (Morus bassanus) siendo muy numerosa su presencia tanto en la ida como en la vuelta. De todas las edades se dieron cita en esta salida.

Adulto ....






..... 2º invierno .....





.... otro adulto ......





... 4º invierno .....





.... y juvenil para terminar.





Como suele ocurrir en la mayoría de los casos ante el contubernio de gaviotas y alcatraces que se montó aparecieron los oportunistas, los piratas del mar, los que basan gran parte de su dieta en lo arrebatado a otros ... los Pagalos. En varias ocasiones disfrutamos de la presencia del más grande de la familia, el Págalo Grande (Stercorarius skua)







Págalo Grande



Pero sin duda el premio a la atención se lo llevó un Pagalo Pomarino (Stercorarius pomarinus), con aun claros vestigios de su plumaje de verano destacando la "cuchareta" de su cola, que pasó muy cerca del barco ... un comportamiento no muy habitual que digamos ya que suele ser más discreto que su primo anteriormente detallado. Su tamaño es un poco más pequeño que el de Págalo Grande. 





Págalo Pomarino



De todas las salidas que he hecho en barco esta fue, sin duda, en la que más Pardelas he observado. Vimos algunos ejemplares de Pardela Balear (Puffinus mauretanicus) ... 



Pardela Balear


... alguna Pardela Capirotada (Puffinus gravis) ....





Pardela Capitorada



.... y decenas de Pardelas Sombrías (Puffinus griseus), la más abundante del trayecto pudiéndose ver bandos de ellas o individuos solitarios tanto en la ida como en la vuelta.



Un lejano bando de Pardelas Sombrías



Pardela Sombría



Hasta aquí lo más destacable de un viaje marino donde también los Negrones Comunes, Patos Cuchara, Gaviota Cabecinegra y Gaviota Tridáctila entre otros hicieron acto de presencia para disfrute de todos los viajeros.

El alta mar esperará ya hasta el año que viene donde espero poder poner otra crónica tan interesante en observaciones como esta.

Un saludo y gracias por seguir mi blog.